viernes, 31 de diciembre de 2010

De vanidad.

Sigue siendo tan guapo y estando tan apetecible como cuando lo conocí.

Sigue siendo increíblemente empático e increíblemente divertido.

Para cerrar con broche de oro este año, y después de dos años de no verlo frente a frente, coincidimos por unos instantes.

En el mismo lugar de siempre, como antaño.

Y mientras estábamos sentados en un italian coffee, yo hablaba y hablaba y hablaba, y de esa manera, mis ansias de comerlo a besos se frenaban, y él me veía y me veía y me veía, y mis mejillas se sonrojaban.

De repente, una señora que estaba sentada en la mesa de al lado me dijo la mejor frase que ha elevado mi vanidad en toda mi vida: "Oye.... puedes saludar a mi hija? Es que dice que tú sales en la televisión y quiere saludarte.".

Yo enrojecí horriblemente, pensando en lo que el pelo alaciado y extensiones rubias pueden lograr: Hacer que una niña de aproximadamente 8 años de edad se sienta feliz de que "una artista" la esté saludando.

Ví a Antuan sonreír y mirarme fijamente, volteé con la nena y le dije: "Holaaaa nena!! cómo estás preciosa, cuídate mucho y no dejes de verme todas las noches en el canal siete".

La mamá de la nena me dijo: "Muchas, muchas gracias." y yo saqué mi chal, mis trenzas, y dije con voz de pueblerina: "Dinada siñora".

Obviamente, no tiene idea la señora, lo mucho que yo le agradecí internamente que me dijera eso delante de Antuan.

Él, tan divertido como siempre me dijo: "Ya te estoy viendo mañana gritando a diestra y siniestra que te confundieron con una artista!!!".
(jejeje le falló, no tuvo que pasar un día, sino unas cuantas horas para que yo lo gritara a diestra y siniestra jajajaja!).

Yo sonreí y le dije: "Weeee crees que soy tan mamona?"

Él respondió entre risas: "..... no diré nada, no diré nada."

Yo golpeé levemente su pierna y me percaté de lo increíblemente sabroso que está.
Tzzzzzzzzzzzzz.

Pero no lo comí a besos.

Al despedirme de él, mis labios rozaron la mitad de los suyos, y subí rápidamente a runrun.

Todo el trayecto a casa, su imagen robó todos y cada uno de mis pensamientos.

Así como hace dos años, él se quedaba ahí, y yo regresaba a mi hogar.

Con la diferencia de que ahora, quien regresaba era la misma pueblerina de siempre, sólo que con el pelo alaciado y con extensiones rubias.

4 comentarios:

marichuy dijo...

Jess

Me decepcionas ¿cómo que no te lo comiste a besos? si esta es la única época del año en que podemos pecar de gula sin tanto remordimiento. Era el momento justo para darte el mejor atracón que puede haber: el de besos (y además... sin calorías).

Ja.

Un abrazo muy fuerte. Que tengas una excelente noche de fin de año y, sobre todo, un gran 2011.

pez dijo...

a mí la que se me antoja es aquella que sale dando noticias del clima en Milenio TV

guera (con diéresis, che teclado), con unas piernotas, y un trasero y unas bubies, y me vale que engorde en 10 años, se ve buenísima

es más, se parece a tí (creo)

Mrs. Walnut dijo...

Coincido al mil porciento con marychuy... es momento de la gulaaaa!!!!

y sabes que? mejor pueblerina que "mujer de ciudá" de esas que no se conforman con nada y que todo les parece poco.

en dos años, tu cómetelo

jess dijo...

Mi estimadísima Marichuy, sniffffffff ya ni digas caray... la verdad es que sí me vi lenta snifffffff!!!!
Peeero, únicamente estoy creando un ambiente de suspenso entre él y yo, de que me como esa tuna, sí que me la como!! ;)
Abrazote nena!!
Ahora sí, a dieta de calorías, pero no de besosssss!!
:D
Abratzo!!!


Pez, mmmmmm yo tengo como 30 kilos más que la que tú dices. :/
Y jajajaja brincos diera yo jajajajaja!
xD
Besos virtuales!
Muuuuuaaaaacccccckkkkkkkk!!!


Shacelli, sí, la verdad estoy súper orgullosa de mi naturaleza pueblerina. ;)
Es súper sexy para los citadinos como Antuan, jaaaajajajaja! :D
Y espero comérmelo antes de que finalice este año. ;)
Un abrazote y los mejores deseos para ti!!!!!!
:)

Grazie Mile por sus comens!!!
Intenso, Lindo y Próspero 2011!!!