sábado, 30 de octubre de 2010

Les 7 Doigts de la Main. “La Vie”.

“Divertido, visual, estremecedor y sensual.”
jess para el New York Times. Jejejejeje.

Dicen que cuando una persona acude al Festival Internacional Cervantino para ser espectador de los diversos eventos culturales, en lugar de irse de farra es porque…. Snif…. Está envejeciendo.

Y como dice mi mamufa, “jess en esta vida hay que envejecer dignamente.”.

Así que por cada línea de expresión que aparece en mi rostro, también se palomea una de las 47 cosas que uno no puede dejar de hacer en “la vie”.

La noche de ayer, el Auditorio del Estado estalló en gritos al aplaudir el mejor show circense que he visto en mi vida.

Tenía mi boleto guardado sigilosamente desde hace un mes.
Tenía mi gabardina negra esperando ser usada para esa noche.
Tenía grabada en mi mente un video bajado de internet.

Y debido a que también anoche se presentó Enrique Bunbury en la expo Bicentenario, aumentando considerablemente el tráfico hacia la capital del Estado, estuve a cinco minutos de perderme el primer tiempo del circo venido desde Montreal.

Ya me di cuenta, que en esto de la puntualidad en el Cervantino, me gusta inyectarle adrenalina al tiempo.

Llegamos y frente a nosotros había un telón rojo de fondo a media luz, una cantina minimalista situada en una esquina con el color rojo resaltando en sus asientos, detrás de la barra el cantinero, era el DJ del evento, sentada en una de las sillas, la dama era una hembra fatal vestida deliciosamente en un mini traje negro.

Estando allí, a media luz, me di cuenta de otro mensaje del cosmos para mí.
Después de que he huído toda mi vida del color rojo, porque creo que es muy fuerte para mí, todo este año he tenido un contacto visual con él en más de una ocasión…. Primero el Moulin Rouge, después el Distrito Rojo y ahora este telón y esa cantina minimalista.
Un increíble collage de ideas vino a mi mente.

A la tercera llamada emerge de entre el telón una figura masculina con detalles femeninos en sus ojos y envuelto en un traje blanco.

En un español perfecto, nos hizo saber a todos los allí presentes que… estábamos muertos. Ja!

…. Y seguramente ahí debía ser el paraíso porque los artistas canadienses estaban de mmmmm ….. jejejeje.

El tema puesto en escena fue la vida, ya saben, no hay otro rubro más artístico que haga reflexionar al auditorio que …. Ese mismo… “La vie.”.

Y causa de ello casi me estampo en carretera mientras iba pensando en Mi vida, ja!.... pero recordé que ardilla venía atrás y mamufa a mi lado, así que decidí recapacitar acerca de mi existencia en otro momento jejeje.

Volviendo al show, de entre notas deliciosamente acompañadas de sonidos lounge, surgieron contorsionistas que nos deleitaron con sus movimientos y acrobacias.

El guía del show realmente tiene un don para hacer reír al público.

Dato muy curioso es que aprendió también argot mexicano: “Pinche vieja loca” (y juro que no me estaba viendo a mí jajaja), “A la chingada” (de veritas que no me estaba viendo a mí), “Amar es follar con la misma mujer más de un mes” (snif… tampoco me miraba a mí….), “… después de todo, el infierno o el paraíso son simples creencias, lo importante es que estamos aquí, VIVOS, así que salgan y sean felices, cojan!, y disfruten la vida”. (Me vale que no me estuviera viendo a mí, yo sí le haré caso! Jajajaja).

Después de dos horas de bailes increíblemente sensuales y figuras increíblemente estéticas, salí de ahí increíblemente horny.

Al momento de salir, mis hermanos y yo decíamos:
- ¿¿¿Se imaginan cómo cogen esas personas???
- Realmente, quisiéramos tener una gracia en la vida…. Snif….
- La músicaaaaa!!!!! Tenemos que venir el año entrante!!!

Sí, claro que asistiré el año entrante.

Y asistiré vestida de rojo.

Porque después de todo, así DEBE ser la vida…. Divertida, Visual, Estremecedora y … Sensual. ;)

De regalo, el link del acto con el que se cierra el show.

Enjoy it!

martes, 26 de octubre de 2010

Bajo la Luna de Octubre.

(Hace unos instantes)

- Dime un secreto tuyo que nadie sepa.- Le dije a él en tono de coqueteo.

- .... no es algo de lo que esté orgulloso.- Me respondió de manera franca.

- Bueno.... los secretos... generalmente son hechos de los que no estamos orgullosos.- Respondí mientras veía la fecha en mi lap.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Qué iré a hacer con mi memoria, tan aferrada a recordar con especial ahínco, las efemérides personales.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


- ¿En qué momento te perdí?.- Le dije.

- Oh vamos, nunca me has perdido, tienes mi teléfono y sabes perfectamente que siempre estaré para ti.- Dijo él esbozando una sonrisa sincera.

- ¿En qué momento te perdí como hombre?.- mascullé viendo hacia abajo.

- ¿Realmente quieres saberlo?.- Me dijo él inclinándose hacia otro lado.

- Por favor.- le respondí yo.

- Cuando te busqué como hombre y no estuviste para mí como mujer.- Dijo secamente él.

- Cuándo sucedió eso?!?!?!.- Contesté exaltada.

- Ni siquiera eres capaz de recordarlo…. – Dijo él moviendo negativamente la cabeza.- ¿Recuerdas cuántas veces te dije que te veías increíblemente hermosa y parecía que yo le hablaba a la nada? ¿Recuerdas todas las veces que te hice una invitación a fugarnos un fin de semana y tú pensabas que yo bromeaba? ¿Recuerdas las veces que yo te llamaba por teléfono y tú colgabas por recibir llamadas de alguien más?.- Decía él con lágrimas en sus ojos.- No, estoy seguro que no lo recuerdas, pero yo sí. Yo te adoraba Lidia, realmente te adoraba.

- …. Pero así era nuestra relación, y tú lo sabías….- Dije yo en tono de defensa propia.

- ¿En qué momento una de las reglas fue perder la cortesía? Yo sabía que ambos teníamos una vida propia, era imposible no tener a alguien más con distancia de por medio, ¿pero en qué momento dejé de ser atractivo para ti?, de hecho, ahora que lo pienso creo que ni siquiera fui atractivo para ti alguna vez…

- No es verdad.- exclamé agitada buscando sus ojos cafés.-

- …. De cualquier manera, ya forma parte del pasado.- dijo él secando sus lágrimas con los puños de su sudadera.

- ¿…. Del…. Pasado?.- Pregunté afligida.

Él volteó, sus ojos vidriosos brillaban intensamente, su mano derecha acarició mi mejilla y me respondió: “Me perdiste como hombre, pero siempre estaré para ti como amigo.”.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Oh sí, los secretos son generalmente hechos de los que no estamos ni nos sentimos orgullosos....

... pero que nos hicieron infinitamente felices.

domingo, 24 de octubre de 2010

Antes del Amanecer.

La casa paterna todavía sigue teniendo las construcciones originales que le dieron forma.

Como toda casa antigua, tiene un vestidor contiguo a la recámara principal donde están los clósets, y en su tiempo, las cajoneras.

Para acceder del vestidor a la recámara contigua había una grada de piedra.

Mamufa solía colocar el burro de planchar en el vestidor y yo solía sentarme en la grada de piedra y recargarme en la pared mientras veía a mamufa planchar y yo hacía mi tarea.

- ¿Qué estás escondiendo jessie?- Dijo ella esa noche al observar que me portaba nerviosa y escondía una libreta al fondo de mi mochila.

- Nada mamufa…..- respondí dubitativamente.

Mamufa colocó la plancha a un lado, se acercó a mí, y esculcó mi mochila, encontrando al fondo un examen de ortografía doblado con un 7 de calificación.

- ¿Por qué no estudiaste tus palabras? – dijo mamufa en tono alto, mientras yo veía el suelo.

Sólo hubo silencio de mi parte.

- Mírame cuando te hablo, tienes la capacidad de sacar un diez y no lo haces porque te la pasas viendo la televisión y jugando en lugar de estudiar, estás castigada y no podrás jugar con tus muñecas ni con el nintendo en toda la semana.-

Mientras mamufa decía esto, volvía a su posición original atrás del burro de planchar, y las lágrimas brotaban de mi rostro.

- Tú siempre me regañas.- le dije yo con mis ojos rojos.

- No, no siempre, sólo cuando no estudias.- dijo ella viéndome fijamente.

- Lo que pasa es que tú no me quieres.- dije en tono de chantaje yo.

- Dí lo que quieras, pero estás castigada.- contestó mamufa.

- Como tú no me quieres, esta noche, mientras duermas, voy a agarrar mi ropa y me voy a ir de la casa.- respingaba yo entre lágrimas de cocodrilo.

- Bueno, me mandas una postal.- me dijo mamufa entre risas.

Dentro de mí creció una indignación al ver que mi mamufa no me creía capaz de irme de la casa a buscar mejores suertes, lejos de castigos y tareas, pero en mi mente ya tenía todo planeado, sabía dónde estaba la llave de la puerta, y tenía unos ahorros que me permitirían sobrevivir hasta encontrar un nuevo hogar, lo único que necesitaría sería una colchita extra y muchos calcetines, me llevaría mi vestido favorito, mis jeans, tres playeras, mis tennis y mi pato Donald, sólo necesitaba despertar a las 4 am cuando todos durmieran, no hacer ruido al empacar y salir de la casa antes del amanecer.

Ya me veía yo como esos vagabundos de antes que cargaban sus posesiones en un bulto atado a un palo de escoba que se cargaba en el hombro.

Mi plan era perfecto.

Pero no conté con que iba a dormirme de largo y me levantaría hasta las siete de la mañana, hora en la que mamufa ya estaba despierta y preparando nuestros uniformes.

- Buenos días jessie.- dijo ella.- Corre para que llegues a tu escuela a tiempo.

Algo dentro de mí sonrió hacia mamufa y le perdonó que me hubiese castigado, decidí darle una segunda oportunidad para valorar mi compañía y mis méritos estudiantiles, porque…. Después de todo, siempre habría más noches por delante para poder llevar a cabo mi plan de huír de casa antes del amanecer.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Con estos aires.

Esa noche de invierno tocaron la puerta de la casa que me vio transformarme de adolescente a mujer.

Mamufa abrió la puerta y entre una chamarra enorme y una bufanda, divisé a la figura de mi abuelo materno.

Entró rápidamente y se resguardó de la ventisca.

Se sentó en un sofá-cama que había sido último modelo hacía muchos años ya.

Los resortes del viejo mueble rechinaban mientras sentían el peso del cuerpo de mi abuelo.

Se quitó la bufanda y le entregó a mi mamufa una bolsa de pan.
Había bolillos y pan de dulce.

Mamufa tomó un pocillo y puso a hervir agua en la estufa.

Lavé unas hojas de naranjo que teníamos guardadas, para preparar té.

Mamufa le acercó a mi abuelo unas mandarinas y cacahuates que había comprado en el mercado esa mañana.

El abuelo dijo que no tenía hambre, siempre decía –y a la fecha lo sigue diciendo- que no tenía hambre y que teníamos que cuidar el dinero.

Mamufa dejó a su lado los alimentos colocados.

Comenzaba a helar y me abrigué con una sudadera vieja y desgastada que tenía.

A lo lejos, se escuchaba pasar al tren.

El tic-tac del reloj llenaba los largos silencios que había entre mi abuelo y su hija.

- Ya llegó el invierno, Chava.- Decía mi mamufa.

- Hay que abrigarse.- Contestaba él sin mostrar emoción alguna en su rostro.

- Cómase las mandarinas y los cacahuates.- Respondía ella.

- Dáselos a jess, mira qué flaca está (Ese abuelo siempre tan gracioso, jum!!!).-

- Está castigada, Reprobó Física.- Dijo mi mamufa lanzándome una severa mirada.

- Hay que estudiar muchacha, las ingenierías son las carreras del futuro, tiene que gustarte física.- Me dijo mi abuelo mientras comenzaba a pelar una mandarina.

- Sí abuelito…..- Respondí mientras veía el suelo y frotaba mis puños para calentarme.

- Qué iremos a hacer con estos aires…- Dijo mi mamufa mientras escuchaba la ventisca propia de la estación.


Afuera las furiosas ráfagas de viento azotaban las ventanas y rugían estridentemente.

En la estufa el agua hervía y burbujeaba alcanzando el grado de ebullición.

En frente de mí, los resortes oxidados del viejo sofá cama emitían quejidos cada vez que mi abuelo cambiaba su posición.

En la mesa del comedor, la bandeja del pan permanecía inmóvil.

En el interior, el miedo que me producía la furia del invierno se contraponía al calor que me brindaba una sudadera descosida y el té de naranjo que mamufa preparaba para el abuelo y para nosotros.

lunes, 18 de octubre de 2010

Entre Mujeres.

Y entonces todas quedamos calladas.

Quienes son felizmente casadas se miraban entre sí, quien es felizmente divorciada movía negativamente la cabeza, quien es felizmente novia y partidaria de la unión libre sonreía, y el resto, las felizmente solteras veíamos hacia otro lado.

- ¿Qué tan importante es para una mujer el hecho de que un hombre te demuestre que piensa continuamente en ti?

La respuesta es: Realmente importante.

Digo, yo quisiera que no fuera así, yo quisiera que mi estado de ánimo no cambiara drásticamente si un día de la nada, alguien me llamara y me dijera “Estaba pensando en ti.”, quisiera no alegrarme por eso, quisiera ser totalmente independiente a mis emociones, pero no puedo, ninguna de las ocho mujeres que estábamos ahí sentadas con una hamburguesa hawaiana en frente y una cerveza oscura a un lado, entendíamos la imperiosa necesidad de las mujeres de sentirse -parte de-.

A lo que me pregunté esa noche: “¿Pasa lo mismo con los hombres?”, ¿Se alegran al recibir un mensaje, una llamada o una visita furtiva sin previo anuncio?, ¿Sienten un vacío cuando simplemente no damos señales de vida?.

- Estos cigarros están hechos a base de tabaco negro.- Dijo K – y la mejor parte de todo es que cuestan veinte pesos en cualquier oxxo.

- No soporto a mi suegra.- Dijo G.- Se mete en todo y quiere siempre ordenar en mi matrimonio.

- ¿Qué mujer quiere realmente a su suegra? – Risa de todas.-

- Hay que aprender a valorar la soltería.- dijo V.- Quien ha aprendido a ser feliz sola, está lista para ser feliz en pareja.

- En corto me voy sola de vacaciones.- anunció A.- Quiero estar un rato a solas para encontrarme a mí misma.

- ¡¡Me leyeron la mano y me dijeron que era una interesada!!- exclamó R.-

- ¡¡Estoy que muero por jugar en las maquinitas del casino!!.- Exclamó MG.-

- No importa que sea gay, es el máximo estereotipo de estética masculina que hay hoy por hoy en el planeta.- Comenté yo.-

- Qué onda chicas!! ¿Cuál es el plan para el sábado?!!.- Dijo enjundiosamente K.

Al finalizar nuestro encuentro semanal nocturno junto a ellas, me di cuenta que el hecho de ser femenina y mostrar interés por “cosas de mujeres”, no me denigra ni me hace débil, no me hace menos fanática del soccer, ni menos capaz en mi trabajo, no me hace más superficial o más idiota, simplemente, me hace sentir más completa.


- Yo este sábado voy a un evento de tango en el Cervantino.- les hice saber.

Tango, un sonido tan deliciosamente del Sur… casi tan delicioso como él.

Ojalá piense continuamente en mí, así como yo en él.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Letssssssssssssss Play!

"Es la hora de la hora...."
Xuxa.

Okay ladies and gentlemen, jejeje.... después de casi tres años de vida blogger aprovecharé para realizar el primer juego de interacción virtual con mis lectores, donde obviamente quien haya puesto más atención a mis posts será el (ora sí que) "virtual ganador" de..... un auuuuuuuto!! jajajajaja, nah qué, será el ganador de una postal de Praga.

Enseguida las reglas.

1.- Todo lector de "under the same sky" tiene derecho a jugar.
2.- Al azar y sin seguir un orden específico (gente feisbuquera, la chapuza, acusa!! así que porfas sin trampas!!) las mejores pics de mi viaje y ustedes tienen que adivinar qué Ciudad de todas las que visité fué.
3.- Quien tenga más aciertos, me pasa una dirección o un apartado postal y le haré llegar su premio.

Así que...... juguemosssssss!!!!

Palacio de Versalles, París.


Viena.


Carretera de Suiza.


Berlín.


Viena.


Catedral de San Vito, Praga.


Berlín.


Berlín. Potsdamer Platz.


Venecia.


Casa de la Ópera, Viena.


Vaporeto de Venecia.


Amsterdam.


Zurich.


Praga.


Catedral de San Marcos, Venecia.


Presa de Berna.


Berlín.


Praga.


Brujas.


Torre Eiffel, París.


Venecia.


Praga.


Berlín.


Venecia.


Praga.


Venecia.


Puerta de Brandemburgo, Berlín.


Campo de concentración, Berlín.



C'est Fini!
Okay, tienen de aquí a las 24:00 horas del sábado para dar sus respuestas.
;)

martes, 12 de octubre de 2010

C'est Fini!

Y cuando menos lo esperas, estás en el lobby del hotel despidiéndote de todos, deseando la mejor de las suertes, intercambiando mails, prometiendo que algún día visitarás Sao Paulo, abrazando efusivamente y deseando de verdad que algún día, alguna otra coincidencia de la vida, nos vuelva a reunir.

Yo estaba de pie, exhausta físicamente, despeinada, con mis maletas a un lado….

Afuera el astro rey brillaba por su ausencia, pero no hacía falta la luz natural….. el verdadero encanto de París es nocturno, ahí a quién le importa el genio de los parisinos, cuando tienes los Campos Elíseos iluminando las glorias pasadas de los franceses.

Fmi y yo subimos a nuestra habitación, recolectamos los últimos centavos de euro que teníamos y decidimos salir a caminar la última noche que nos quedaba en Europa, en búsqueda de un McDonalds que nos permitiera cenar lo único que nuestro capital nos podría proporcionar.

Pero del París glamouroso, en esa orilla de la Ciudad donde nos encontrábamos, no había el menor rasgo.

Fmi y yo comenzamos a caminar tratando de recordar alguno que vimos al inicio del viaje, y en una parada de autobús vimos a una mujer….

Fmi: Excuse me, do you speak spanish?

Señora desconocida viéndonos con un, hasta entonces inexistente, increíble brillo en los ojos: Ssssssssíiiiiiiiiiii!!!!!! De dónde son ustedes?

Fmi: Ah pues de México.

Señora desconocida: Ayyy yo también!!!!!!!!!!!

jess: ¿De qué Estado es usted?

Señora desconocida: De Nuevo León, soy de Monterrey!!!!!!!

Fmi: Ahhhh está de vacaciones también?

Señora desconocida: No, yo ya tengo tres años viviendo aquí.

jess: wórales!!! De verdad?

Señora desconocida: Sí, primero me vine yo sola a probar suerte por seis meses, luego conseguí empleo y fue cuando me traje también a mi esposo, pero cuéntenme!! Qué dice el país!!!!

Fmi y yo nos dimos cuenta del increíble lazo que une a las personas con la tierra que los vio nacer, al punto de que esa señora se regocijaba al ver a dos desconocidos por el simple hecho de ser de igual nacionalidad que la de ella, casi, casi nos quería abrazar para sentir que abrazaba no sólo a dos cuerpos, sino a su propia Nación, a aquello que dejó atrás y aquello a lo que seguramente, no volverá.
Fmi y yo moríamos de hambre y cansancio y no sabíamos cómo decirle amablemente a la señora que teníamos que irnos a cenar antes de regresar a hacer maletas y preparar todo para el regreso.

jess: Todo está bien por allá con las salvedades pues que todos conocemos… Nosotros somos de Guanajuato! Ya mañana regresamos…

Fmi: Muy bonita Europa!!!!!

Señora desconocida con un tono nostálgico: Sí…. Es linda….

Y en ese momento recordé a un adolescente que conocí en el Barrio de la Boca, quien nunca había estado en este país y alegremente se despedía de mí diciéndome: “Como México, no hay dos!!”.

Fmi y yo nos despedimos de la señora desconocida, quien nos indicó cómo llegar al lugar que nos encontrábamos buscando, y la vimos alejarse de la misma manera en que nos comenzábamos a alejar del viejo mundo.

Entramos al McD, compramos un par de hamburguesas y unas papas para ambos, con sólo una bolsita de cátsup, deberán saber ustedes que por hamburguesa, sólo tienes derecho a un sobre de cátsup o de mostaza, si quieres una más, debes pagar cincuenta centavos de euros…. :/

Nos sentamos, vimos a un lado de nosotros a un grupo de adolescentes parisinos hablando sabe Dios de qué, en la radio comenzó a sonar una rola en francés, y Fmi me dijo: “Esa rola es de Ximena Sariñana.”….. no lo dudé un segundo, porque aunque fuera cantada en francés, sonaba perfectamente al estilo de Ximena… así, tranquilo, melancólico…

Y mientras comíamos comida americana en tierras europeas, Fmi y yo sabíamos que el viaje había llegado a su final.

sábado, 9 de octubre de 2010

Otto "el bizcocho".

“Todo caduca con el tiempo. El amor también. La gasolina del coche, por ejemplo: si olvidas que se va a acabar te dejará tirado en medio del campo. [..]
- Yo te voy a querer siempre, y si se acaba la gasolina me muero.”
Los amantes del círculo polar.

¿Cuánto tiempo necesita el ser humano para entablar lazos de afecto hacia otra persona?
¿Qué necesita una mujer para llegar a explotar al máximo su corazón y entregarlo a alguien a quien seguramente no volverá a ver por el resto de su vida?

Conocí a Otto durante el primer desayuno del tour.

Fmi y yo bajamos un poco tarde y todas las mesas estaban ocupadas, así que mientras Fmi escogía sus alimentos, yo me di a la tarea de buscar lugar.

Había dos opciones: Un par de amigos que luego supe que eran de León, Guanajuato, ja! Y una familia brasileira compuesta por mamá, papá, hija e hijo.

Lucían una apariencia más amable que el par de coterráneos, así que les pregunté si los dos lugares que sobraban en su mesa estaban ocupados, a lo que ellos respondieron gentilmente que no.

Desconozco cuáles sean las cualidades que una mujer deba tener para que un hombre la considere como "la esposa perfecta", pero Otto cumplía a cabalidad con las cualidades masculinas que un hombre debe tener para ser "el esposo perfecto": Era un hombre heterosexual soltero (jejejeje), versado en la ciencia de la medicina, de 25 años (snif, unos cinco más lo hubieran hecho el -hombre- perfecto), increíblemente culto, con una increíble relación afectiva familiar, súper divertido y.... jejejeje muy guapo físicamente, ojo verde y toda la onda, muy alto como de 1.85 de estatura y linda sonrisa, no tan sabroso y cachondón como Rafa, pero pues no se puede tener todo en la vida.

Yo siempre he dicho que en toda familia debe haber un muy buen médico y una muy buena abogada jajaja! :P

Otto había estudiado su carrera en Cuba, por lo que hablaba perfectamente el español.

Llámenlo coincidencia, casualidad o destino, pero al escuchar su nombre yo sólo pude pensar en "Otto el piloto" de "Los amantes del círculo polar", situación que me hizo sonreír inmediatamente y querer tenerlo sólo para mí, pero.... había chicas mucho más atractivas físicamente que yo en el tour, así que inmediatamente me despedí de todos mis ánimos de entablar plática o un click con él, aún a sabiendas de que podría ser "la más grande coincidencia que había esperado toda mi vida.".

Pero sin que mi nombre fuera "Ana" hubo un click entre ambos que apareció desde el primer momento.

Su familia nos adoraba a mi hermano y a mí, y Otto me buscaba a todas horas para abrazarme o besar mi mejilla, y sin que yo lo forzara, en mi interior iba creciendo un lazo afectivo hacia él.

Mientras Otto buscaba conciertos de música clásica en las ciudades donde pernoctábamos, yo buscaba dónde podía comprar vino tinto de bajo precio jejeje..... Mientras Otto recorría caminando distancias exorbitantes, yo buscaba las líneas de metro sin cesar...... Mientras Otto tomaba mil y un fotografías, entre dichas fotografías, por supuesto que estaba mi imagen cof cof cof, yo trataba de memorizar bien cada imagen que me obsequiaba el viejo mundo...... Mientras Otto me hablaba de las costumbres de su país, yo sonreía y le platicaba los albures del mío jijiji...... Él hablaba de películas de cine de arte y yo de películas hollywoodenses; él me platicaba que sabía tocar la guitarra, y yo sólo quería que aprendiera a tocarme a mí; él me obsequiaba dulces típicos brasileños mmmmmmm y yo le obsequiaba besos en su mejilla; él se sentaba a orilla de mi cama y yo me recostaba para observarle mejor….

él se dejaba enamorar del primer mundo y yo me dejaba enamorar por él.

Estaba viviendo en carne propia, la mejor historia de amor frustrado que soñé tener alguna vez en mi vida.

Durante nuestro viaje en Vaporeto hacia la Plaza de San Marcos en Venecia, nuestro muy sabroso guía estaba colocado de pie en la escotilla platicando con no sé quién, y Fmi y yo estábamos sentados en los asientos de la parte baja del vaporeto, así que mi visión de Rafa era una toma perfecta de su increíble y bien moldeado trasero, por lo que me preparé a tomarle una pic cuando en eso puagggggg!! Otto llegó a sentarse a un lado mío.... No, no, no, no...... fue así como una lucha interna tamaño caguama porque por un lado yo quería mi foto del trasero de Rafa y por otra parte, si la tomaba, quedaría como una zorra delante de Otto...... y con una gran, gran frustración y tremenda tristeza snif, guardé mi cámara, volteé a ver a Otto, sonreí y le abracé... y ante la algarabía que me provocaba su presencia, otra brasileña como de cuarenta años que iba sentada adelante de nosotros volteó para preguntarme mi signo zodiacal, yo me quedé atónita y le respondí: "Acuario", ella me dijo "Ahhhhh con razón, eres de una simpleza increíble y no tienes remedio, por eso te ríes de todo siempre." :/ ..... Otto sonrió y me dijo que a él le gustaba que yo me riera todo el tiempo, y que si en Brasil un hombre quería ligar a una mujer le preguntaba su signo zodiacal.... ambos reímos y le dije: "Puedo traer una playera que diga -Soy Acuario-?", él volvió a reírse y me dijo: “En Brasil al acto sexual le llaman “bizcocho””, yo sonreí y mientras pensaba que Otto era todo un bizcocho, le dije que sonaba muy gracioso, que en México le decíamos “coger”, él rió y me dijo que ya lo sabía, volteó hacia mí y yo me sonrojé, me vio fijamente, y yo vi mi propio reflejo en sus increíbles ojos verdes, sonreí y me recargué en su hombro.

…. Era yo Ana adorando a Otto en una historia de amantes de diferentes países unidos por el destino en el confín del mundo.

La última noche que pasamos en Europa, la familia de Otto se hospedó en un hotel diferente que el mío, y yo no pude evitar llorar mientras me despedía de él, sí, sí, soy una melodramática de lo peor, pero de verdad que no quería soltarle nunca.... En el lobby de mi hotel, Otto y su familia esperaron media hora en lo que llegaba el transporte que los llevaría a su hotel.

Todos los demás miembros del grupo se fueron a preparar sus maletas y documentos del día siguiente, y ahí en la recepción, con mis maletas a un lado y la llave de mi cuarto en la mano, abracé efusivamente a Otto y le dije que esperaba volverle a ver alguna vez en la vida.

Él me vio fijamente y me dijo: "Oh no llores querida, ¿por qué llorar? ahhh estás llorando porque ya terminó el tour no es así? vamos, vamos, seguramente nos volveremos a ver, tienes mi mail y yo tengo el tuyo.... y..... si un día vas a Sao Paulo.... ahí tienes tu casa.".

Puts eso hizo que yo llorara a moco tendido…. Sólo escuché a Fmi decir: “Ay no me puede estar pasando esto a mí, no mames wey qué pinche pena, deja de llorar por favor!!!!”

Llegó el transporte de Otto, y su familia subió al vehículo, yo me quedé ahí de pie, pegada a su ventana, diciendo adios con mi mano todo el tiempo que pude observar su rostro.

El vehículo aceleró y yo pude ver cómo Otto volteaba para atrás y me regresaba la despedida ondeando su mano…. La misma mano que tantas veces tocó mi hombro por detrás para asustarme en los distintos países europeos que habíamos conocido…..

Y así fue como en la Ciudad de la Luz conocí a Otto en mi primer desayuno continental y me despedí de él hasta que su transporte se perdió en la multitud de vehículos parisinos.

Yo te voy a querer siempre Otto, y si se acaba la gasolina, me muero.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Rafa

“Well, I guess you'll say
What can make me feel this way?
My girl. (My girl, my girl)
Talkin' 'bout my girl. (My girl).”
My girl. The Temptations.


Rafa fue uno de nuestros tres guías en el tour.

A partir de Praga y hasta terminar nuevamente en París, él iba sentado en el primer lugar del autobús, nos hablaba de Historia, de costumbres, de lugares recomendables, de horarios de metros, de precios, de datos curiosos del país en cuestión y de tours optativos para los días libres.

Oriundo de Río de Janeiro trabaja una época del año para una agencia de viajes española.

A ojo de buen cubero, Rafa debe tener unos 33 años so, so.
Su edad, nunca la quiso decir.


Como todo buen carioca, tiene un físico de grrrrrrrrrrrr.

Aproximadamente de 1.78 de estatura.
Esa piel bronceada exquisita de los brasileiros.

La complexión física masculina que deja boquiabiertas a todas las mujeres, porque sin ser delgado, tampoco tiene kilos de más, al contrario, tiene un cuerpo digamos “buenote”…. Buenas piernas, buen trasero, tórax ancho, conejos bien formados…. Qué más le puede pedir una mujer a un hombre del cuello para abajo.

Pero Rafa no sólo tenía buen cuerpo, no señor!! Rafa era masculino en sus facciones.

Labios pronunciados y gruesos, nariz ligeramente aguileña, casi rapado totalmente, ojos pequeños y negros brillantes.

Tzzzzz le ponía uno una playera de fucho y pasaba perfectamente por el prototipo de jugador de los scratch du oro.

Pero no sólo, como muchos de ustedes ya saben, adoro la manera en la que suena el idioma portugués, y en lo que a mí respecta, no hay nada más melódico que escuchar el idioma “mexicano” hablado por un brasileño.

Porque las palabras son españolas, pero el acento es dulce y melódico como el portugués.


Rafa se preocupaba por la interacción del grupo, en los viajes largos jugábamos bingo, y él con su carisma hacía que todos deseáramos ganar el premio gordo.

Lo que más llamó mi atención de Rafa, aparte de su encanto y carisma, era su disciplina ante la vida.

Era más puntual que un inglés, si él decía que nos quería a las nueve pm en el reloj Orloj, y alguno llegaba a las nueve con dos minutos, se hacía merecedor de una mirada asesina de Rafa y un regaño público… razón por la cual, todos estábamos a la hora indicada con diez minutos de anticipación (de que un mexicano puede ser puntual, sí que puede, sólo necesita alguien que imponga autoridad).


Rafa sabía imponer orden en todo el grupo.
Y no sólo eso, sino que era políglota.

Alguna vez Fmi y yo nos sentamos adelante y escuchamos la manera en que hablaba un inglés más que perfecto por su celular.

De igual manera nos decía frases en alemán, francés y checo para podernos comunicar en lo más indispensable.

Mientras veíamos en la carretera los Alpes, Rafa nos decía: “Señores favor de mirar a su derecha, ahhhh? Qué tal!! Maravishhhhhhaaaaa!!!”, y yo sentada y con mis gafas oscuras, hacía como que veía la cordillera, mientras mi mirada se volvía a escondidas hacia Rafa y sólo podía pensar: “Maravillas las que has de hacer con el paquete que traes en la entrepierna….”, sí, sí, soy guarra y qué!.

Simplemente, Rafa era la fantasía sexual de jess vuelta realidad.

Al final del recorrido Rafa me dijo: “Oye chica, tú eres toda una Carcaja’a!! Siempre te estás riendo!! Y te ríes de todo!! Cuando todo el mundo duerme, tú vas riéndote en el autobús!!”, y al unísono que lo decía, él esbozaba una alegre sonrisa.

En una semana de convivir con él, me dí cuenta que adoraba la rola My Girl by The Temptations que data del año 1965, y hace muy poco me di cuenta que me atraen los hombres “clásicos”, así que en mis noches solitarias a partir de que llegué de mi viaje, suelo servirme whisky en las rocas, escucho esa rola y fantaseo con ese hombre mega sabroso que nunca más volveré a ver en mi vida.


… algún día, haré que la rola favorita de Rafa, me la dedique un hombre que sí cumpla todas mis fantasías y me haga partícipe de todas las maravillas que puede un hombre lograr con el package que guarda en la entrepierna.

martes, 5 de octubre de 2010

Confederación Helvética.

Mejor conocida como Suiza.

Suiza fue el último país que conocí en mi tour.
Conocí Lucerna, Lupempo, Zurich y Berna (su capital).

Pero para mi gusto, lo mejor del país son sus carreteras donde se puede apreciar la maravilla de los Alpes Suizos.

Simplemente imponentes.

Parecía yo mosca pegada al vidrio del camión para poder observar el contraste de las veredas con sus increíbles cordilleras cubiertas de neblina en sus picos.

Yo imaginaba a la pequeña Heidi corriendo por esos increíbles colores verdes, siendo perseguida por Copo de Nieve, y no pude evitar sentir nostalgia y añorar mis días de pubertilla…. Snif….

Un país extremadamente caro, paraíso fiscal y demás, su moneda oficial no es el euro sino el franco suizo.

Hablan alemán en su mayoría, y también francés.

Suiza también es famosa por sus vacas, así que aún con todo y que cuestan un ojo de la cara, yo me enamoré de los helados de leche callejeros, a esas alturas del partido ya sabía yo la mejor manera de comer: Seguía a alguien que pareciera vecino del lugar, veía de reojo lo que pedía, hacía como que pendejeaba para no parecer ranchera inculta, y en cuanto se iba, pedía lo mismo jejeje.

El ser humano aprende a sobrevivir a como de lugar.

De Zurich, he de decir que sólo pernocté en un hotel que no tenía cerca nada, ni siquiera el metro, y como ya estaba corta de efectivo, pues ni modo de pagar taxi para ir al desmadre nocturno de esa Ciudad, así que pues nos quedamos en el hotel y nos dedicamos a disfrutar el cuarto.

Ha sido la única vez que me he hospedado en un Hilton. No, no, no…. Puro lujo por doquier caray, la regadera era anti-jess porque duré como media hora descubriendo cómo girar, subir y apachurrar mil y un botones para que saliera el agua.

Fmi se acostó en su cama e hicimos un resumen de nuestro viaje, de todo lo que aprendimos, de lo que nos gustaría vivir, de lo que desafortunadamente nunca tendremos en nuestro país snif, y en lo que llegaba nuestra amiga con la botella de tinto, Fmi tuvo la genial idea de preguntarme: “¿te quedan francos?”, yo asentí, abrimos el frigobar (fatal error) y Fmi sacó un refresco de lata.

Llegaron nuestros amigos Antonieta y Otto, y nos dedicamos a pistear, a platicar, a reír, a comer queso Rockefort que compré en un súper, que no es por nada, pero qué delicia caray!! Quéee delicia!!!!!

Al día siguiente pasé a la recepción a pagar mi refresco de lata…. Y me di cuenta que fui una idiota…. El equivalente a OCHO euros, por un miserable refresco de lata. Pero dije, okay, sirve que me deshago de mis francos, y en eso el muy sabroso hombre de recepción, sonrió y me dijo: “Sorry, only credit cards”…. Puuuushalas!!!!! Yo dije …… Pffff pues a ver si pasa, jiji.

Así que ya saben, si se hospedan en un Hilton, sólo pueden pagar con tarjeta de crédito. No cash.

Partimos a Berna, y he de decir que es una linda Ciudad, muy pintoresca.

Tiene un mercadito famoso donde se ofrecen alimentos hechos por los propios habitantes. Mientras uno va pasando, ve los pescados perfectamente colocados en las mesas, galletas artesanales, quesos y más quesos mmmmmmm, frutos secos, y demás alimentos.

Al final de la calle llega uno a la vista panorámica de la Presa de la Ciudad, en esa placita hay puestos donde los vendedores muestran a los transeúntes su ingenio y sus manualidades, desde adornos para la casa, pasando por guantes, lencería, accesorios, cuadros, etc. Pero todo increíblemente caro….. lo que le sigue a caro.
Así que Fmi y yo, después del robo del refresco de lata, sólo nos quedábamos viendo. Jijiji.

Pero ahí en Berna, y a 24 escazas horas de mi regreso a mi México lindo y querido, me tocó vivir otra grata experiencia.

Fmi y yo estábamos buscando la casa de Einstein, donde vivió tres años si no me equivoco, pero no la encontramos pfffff…. Y en nuestra búsqueda nos topamos de frente con una iglesia Protestante.

Con una fachada linda, linda, linda.

Muy seguramente sería la última oportunidad de entrar a un lugar Sagrado durante el resto del viaje, así que sin dudarlo Fmi y yo nos adentramos, sirve que conocíamos una iglesia diferente.

Todos los caminos llevan al Creador.

Entramos y vimos sus vitrales. La poca luz que había se colaba y llegaba en colores rosados y azulados.

Y ahí parada, tomé el respaldo de una banca.

Mi mano recorrió la superficie plana hasta llegar a su vértice, que se cubría por un adorno circular. Mi mano izquierda se adecuó a la forma redonda de la ornamentación, la sujetó con fuerza y sentí el click entre la esencia de ese lugar material que conlleva mucho más que vitrales, figuras y bancas, y la esencia de mi persona que va más allá de mis ojos y mis manos.

- “Nunca sueltes mi mano…..”- susurré.
- “Nunca me olvides...”- escuché pronunciar.

Salimos de ahí, seguimos caminando, buscamos el camión para partir hacia París, pernoctar ahí y madrugar para el regreso.

Mi viaje, estaba llegando a su fin.

viernes, 1 de octubre de 2010

¿Toy Story Reloaded?

En frente de mi cama individual se encuentra mi librero.

Allí se puede encontrar géneros literarios tan diversos que van desde el Sherman and Sherman (Biología preparatoriana) hasta la colección (jamás leída jeje) de México a través de los Siglos.

En frente de todos los libros suelo colocar muñequitos que me han regalado (No peluches, esos van en la cabecera, sino muñequitos chiquitines) o que yo he comprado.

Así mis libros están perfectamente custodiados por una rana cantora, un pingüino hecho en Chile (los pingüinos son mis animales favoritos), una muñequita encantadora que compré en Brujas, un puerco espín smooker igualmente traído de Brujas, un conejo para fumar marihuana (cortesía Ardilla y traído desde Coyoacán jiji) y un niñito con una enorme manzana en su cabeza que compré en Meissen, Alemania.

El domingo que corrí a colocar los Amores Ridículos de Kundera (bueníiiiismo caray!) en su lugar, para ahora elegir las Ficciones de Borges, me percaté de que mi conejito fumador estaba tirado en su lugar, situación que me llamó la atención porque no está cojo ni tiene un peso frágil para pandearse, y mientras extrañada lo volvía a colocar en su lugar me di cuenta de que faltaba un muñequito en el librero, y no cualquier muñequito, sino mi niñito con su manzana que me había costado 8 euros.

Busqué por todos lados y no encontré nada, no se había caído, no estaba detrás de los libros ni en ningún lugar, simplemente había desaparecido.

Mi mamufa no había entrado al cuarto, no habíamos tenido visitas el fin de semana y la señora del aseo tampoco va los fines a casa…. Así que mil y un ideas cruzaron mi mente… No… de hecho sólo una idea, la más obvia de todas.

Duré cuatro noches enteras durmiendo con la luz prendida porque sólo podía pensar en que me había traído un duende desde Alemania, y que así sin más, no le gustó su nuevo lugar, y había emprendido feliz retirada, no sin antes haber peleado con el conejito y haberlo tumbado debido a la diferencia de tamaños.

Antes de dormir, me cubría todo el cuerpo con la cobija, volteaba hacia mi librero y decía: “Mira duende europeo, no sé si seas maligno o no, pero la neta, pobre conejito we, lo heriste, no quiero que me saques un susto de la chingada, es más, si quieres no regreses, no me importa el dinero que gasté en ti, pero shu! Shu! Y no me vayas a asustar, ni a intentar hablarme, ni mucho menos te atrevas a lastimarme, siendo así las cosas, ya estamos cada quién tranquilos, okay?”.

Para acabarla de rematar, ayer se fundió mi foco, plop!! Y yo me volví histérica porque iba a dormir sin la luz prendida y al acecho del duende asesino, entonces, aprovechando que Fmi estaba en casa, le grité al oscurecer: “Fmiiiiiiiiiiiiiiii acompáñame en lo que me duermo!!!!!”, Fmi llegó a mi lado, platicamos un rato, vio que estaba yo cubierta “de cabo a rabo” y ligeramente nerviosa, me preguntó lo que me pasaba y yo le dije en voz baja: “No le digas a mamufa para que no se espante, pero…. Aquí hay un duende extranjero we…” y le conté la manera en que el niñito había huído y había golpeado al conejito, a lo que al finalizar mi cuento, Fmi me dijo: “We…. Es que…. Es que …. Jijijiji perdón jess, perdón pero vine corriendo el domingo en la tarde a agarrar un libro para leer, y como tú estabas abajo pitando y apresurándome, pues… se me cayó tu muñequito y lo rompí y dije Noooooo, el muñeco alemán Noooooooooo, y pues como sabía que te ibas a enfurecer lo escondí en mi cuarto, pero no creí que te fueras a dar cuenta de su ausencia…..”, yo me sobresalté pensando en mis ocho pinches euros cojos, pero….. ufff fue más mi alivio de saber que podría volver a dormir con la luz apagada y sin colchas de por medio.

Y mientras yo le decía a Fmi que iba a comprar kola-loka y me iba a arreglar a mi duende, él me dijo preocupado: “Pinche vieja loca, ya no veas Toy Story!!!”