lunes, 24 de marzo de 2008

25/septiembre/2007

Mi esposo se murió a los cuarenta y cinco años. Yo tenía treinta y nueve.
Me casé a los diecinueve años. Era Noviembre y en Enero cumplía los veinte.
A los treinta y nueve años me quedé sola con nueve hijos, el mayor tenía dieciocho. No teníamos nada, mi esposo tenía un rancho por Querétaro, valía mucho dinero, pero él tomaba y apostaba. Y nosotros nunca nos dimos cuenta de en qué momento lo perdió todo, y nos dejó desamparados. Yo no lo amaba. Sólo me casé con él porque siempre le tuve miedo. Siempre hice lo que él quiso porque le temía. Me dijo, elige día y hora para casarnos. Y en ese entonces, yo no tenía más opción.


- Lidia, mira, ella es la señora Panchita, vamos a tramitarle el Juicio Intestamentario de su abuelita…… en Comonfort…………… que queeeeeé, sí jefe, ud nomás ordene, amarre el trato, cobre el negocio, y mándeme a mí a ese pueblo que en un principio no sabía ni siquiera en qué parte del mapa quedaba.

Vientos Lidia, te estás internacionalizando!!!!

Oye Fer, tú de casualidad sabes dónde queda Comonfort?
Ah cómo no, mira nomás agarras la de Cuota a Celaya, te sales para Juventino y ahí derechito, derechito……….

Brrrrrrrrrrrrrrrrrrp. Wrong Answer.
Pero también a quién le pregunto.
No hay idea.

Mi carro llegó lleno de lodo y plumas de gallina.
Y eso sin contar que hice dos horas de camino. De pura ida. Y eso que en la de cuota iba a 148 km/hr.

Pero qué puebleteeeee, no tiene nada, está todo feo……… pensé quizás demasiado alto……. “Así que cómo ve a mi pueblito Licenciada?”…… ouch!!, no pues muy pintoresco señora Francisca………

Al fin y al cabo, es un juicio sencillo, sin contraparte, yo sólo voy a lo más indispensable (gracias al Cielo)…..
Y ya saben, la clásica actitud de la Licenciada citadina (como si Salamanca fuera parte de la 5th Avenue) que olvida que todos los lugares, sin importar su infraestructura o avance vial, siempre te obsequian algo para crecer en alguna parte del ser.

Pues como siempre, GRACIAS LIDIA, por inmiscuirte en el superficial mundo de la soberbia.
Y como siempre, GRACIAS DIOS, DESTINO, CAUSA PRIMERA, VIDA, por hacerme tragar mis pensamientos y ubicarme.

Hoy se desahogó la prueba testimonial. Y como los testigos tenían que haber conocido a la abuelita de doña Francisca, pues ya tenían ochenta años.
Una se llamaba Jesusita.
De esas ancianitas que aún a su edad, se ven lindas, se ven destellos de la atractiva mujer que un día fué, su caminar es rápido para su edad, su voz es suave, y su agudeza mental es realmente activa….. pero su mirada es triste, ida…… no sé en qué pensaba, cuando se acercó a mí y me dijo: “Mi esposo se murió a los cuarenta y cinco años……”.
Supongo que así como yo veo con cierta nostalgia a las niñas de 10 ó 13 años, ahora ella me veía a mí.

Y no sé a ciencia cierta lo que pasó en mi interior.
Sólo sé que hoy a las 11:23 am, algo de mí se perfeccionó.
Y eso me salvó el día, o quizás la semana….. quizás el año.
Y fue en la Ciudad de Comonfort, Gto.

10 comentarios:

jess dijo...

ouch!!!
Donde dice Lidia, cámbienle a Jess... mi identidad secreta se está viniendo a pique chinga!!!
=P

Lonely Star dijo...

Ay que Doña Jess que nunca ha ido a los pueblitos circunvecinos de su desarrollada metrópoli... y eso que no has ido a las comunidades de dicho pueblitos, jajajaja, si te quejabas que tu coche llega con lodo ahi te quejarías que llegue sin llantas we. Jajaja.
Ahi te dejo mi blog culerillo que desempolvé para complacerte.
Tamos en contacto.

coral dijo...

jajajajaaj jajajaajaj esa mi jess! hahaah pero ps ves no c pero las viejitas siempre me dan ternura y cierta sensaciòn de sabidurìa que solo el tiempo y la experiencia dan

Club Atletico Klandestino dijo...

Por eso hay que vivir rapido y morir jovenes, para dejar un cuerpo hermoso.

Eso de ver a los demas con nostalgia, puffffta, para nada.

martinezcoyle dijo...

ahora resulta que la neoyta queorkina eres tu???? que te pasa lidias si en comonfort venden unas gorditas super deliciosas!
Ya pronto nos vemos amiga! te mando mil besos!!!!

Ex Conde Cienfuegos dijo...

Aaaahhh... Los pueblitos...

Yo viví en nueve de ellos durante el último año...

Aprendí a no drustrarme cuando me quedo sin saldo en el cel, después de ver que el único teléfono de cada ranchito sirve sólo dos días a la semana...

jess dijo...

lonely star, nel, para ir a Potrerillos están las mulas de carga jajajaja.
Esa es la actitud de renovarse!!
Tu post de los nacosexuales es la onda!!!

coral, desde que leí "El país de las sombras largas" tengo respeto por las personas de determinada edad ;)

klandestino, jajajaja, ps entons debí morir en primaria (para eso del cuerpo hermoso) jajaja.
Bueno, ps yo sí veo a los escuincles con nostalgia. =P

Mimis, como te decía ayer, te apuesto a que no había dónde estacionarte... y lo que más coraje me dió es que no ví ningún sabroso a la vista... lástima que no ví las gorditas jajaja.

ex conde, podría pasar mi senectud en un pueblo de esos... donde sólo pueda encontra la paz mental que me permita hacer el balance de mis días anteriores... pero, en tanto ese momento llega, jiji, a seguir mandando msj de cel, en la inteligencia de que la tecnología, así como viene, así se va.
Dejad haced, dejad pasad.
=P

Saludos!!!

Tejuinera dijo...

La nostalgia es bien chida. Si yo pudiera estuviera en ese estado perpetuo.

Tambien quisiera ser una viejecita bonita, pero si a mis veintitantos, me siento de la chinita, no creo llegar siquiera a una edad madura.

Un abrazo.

jess dijo...

tejuinera, coincido con tu visión del sentimiento de la nostalgia, al cual se contrapone el de la esperanza por un futuro mejor.
Cosas raras de la vida.

Y niña, si eres una joven hermosa, seguramente llegarás a la edad un poco más de madura, con tu mismo carisma y belleza.

Abrazos tmb para ti!!

Monsieur Mareo dijo...

42. NOSTALGIA