viernes, 31 de diciembre de 2010

De vanidad.

Sigue siendo tan guapo y estando tan apetecible como cuando lo conocí.

Sigue siendo increíblemente empático e increíblemente divertido.

Para cerrar con broche de oro este año, y después de dos años de no verlo frente a frente, coincidimos por unos instantes.

En el mismo lugar de siempre, como antaño.

Y mientras estábamos sentados en un italian coffee, yo hablaba y hablaba y hablaba, y de esa manera, mis ansias de comerlo a besos se frenaban, y él me veía y me veía y me veía, y mis mejillas se sonrojaban.

De repente, una señora que estaba sentada en la mesa de al lado me dijo la mejor frase que ha elevado mi vanidad en toda mi vida: "Oye.... puedes saludar a mi hija? Es que dice que tú sales en la televisión y quiere saludarte.".

Yo enrojecí horriblemente, pensando en lo que el pelo alaciado y extensiones rubias pueden lograr: Hacer que una niña de aproximadamente 8 años de edad se sienta feliz de que "una artista" la esté saludando.

Ví a Antuan sonreír y mirarme fijamente, volteé con la nena y le dije: "Holaaaa nena!! cómo estás preciosa, cuídate mucho y no dejes de verme todas las noches en el canal siete".

La mamá de la nena me dijo: "Muchas, muchas gracias." y yo saqué mi chal, mis trenzas, y dije con voz de pueblerina: "Dinada siñora".

Obviamente, no tiene idea la señora, lo mucho que yo le agradecí internamente que me dijera eso delante de Antuan.

Él, tan divertido como siempre me dijo: "Ya te estoy viendo mañana gritando a diestra y siniestra que te confundieron con una artista!!!".
(jejeje le falló, no tuvo que pasar un día, sino unas cuantas horas para que yo lo gritara a diestra y siniestra jajajaja!).

Yo sonreí y le dije: "Weeee crees que soy tan mamona?"

Él respondió entre risas: "..... no diré nada, no diré nada."

Yo golpeé levemente su pierna y me percaté de lo increíblemente sabroso que está.
Tzzzzzzzzzzzzz.

Pero no lo comí a besos.

Al despedirme de él, mis labios rozaron la mitad de los suyos, y subí rápidamente a runrun.

Todo el trayecto a casa, su imagen robó todos y cada uno de mis pensamientos.

Así como hace dos años, él se quedaba ahí, y yo regresaba a mi hogar.

Con la diferencia de que ahora, quien regresaba era la misma pueblerina de siempre, sólo que con el pelo alaciado y con extensiones rubias.

martes, 28 de diciembre de 2010

Sunshine.

"But don't forget who's takin' you home
And in whose arms you're gonna be
So darlin' save the last dance for me.
"
Save the last dance for me. By Michael Bublé.
(Junto a "Strangers in the night", éste será el vals de mi boda.)


Después de la Inigualable e Inolvidable serie televisiva "The wonder years", sólo hay una serie que volvió a robarme el corazón, no al nivel de la primera, pero sí con la sobriedad y la apertura mental que la edad adulta trae consigo, y fue "Queer as Folk", en la cual se trata el tema homosexual de una manera increíblemente objetiva, sexual, creativa y emocional.
Altamente recomendada.

En dicha serie, Justin, uno de los personajes principales era apodado "Sunshine", de esa manera la jovialidad de Justin irradiaba luz donde quiera que se presentaba, y así con la rola mencionada al inicio, se terminó la primera temporada, mientras Justin bailaba enamorado en su fiesta de graduación al ritmo del sucesor de Frankie.

Ahí fue cuando me di cuenta, de que ya sea que mi boda sea real o ficticia (de que me caso, me caso! jajaja), yo quería a Frankie y a Bublé a la hora de bailar mi vals.
Para sentir que por unos instantes, yo fuera un ser que irradiara luz donde quiera que me presentara.

En Agosto de este año (por mucho, el mejor de todos los años que he vivido) una chica tapatía me dijo: "Tú podrías ser apodada Sunshine, eres muy alegre.", y me di cuenta de que no hacía falta vestirse de blanco, ni gastar mucha lana en una fiesta real o ficticia, para inmortalizar una rola o para reservar inútilmente nuestro brillo para un momento "especial" futuro e incierto.

Ahora, Mr. Zeus me ha obsequiado en su blog, un premio llamado Sunshine provocando una enorme, enorme sonrisa en mí, agradezco infinitamente que mis letras sean de tu agrado tal, que me brindes una mención en tu sitio virtual.



Ahora bien, creo que ja! debo contestar un cuestionario, así que antes de responer las preguntas, y como este blog anda cumpliendo TRESSSS años de vida, (ovación) (suspenso), si alguno de ustedes, estimados y apreciables lectores, quiere hacer alguna pregunta a jess (con eso de que mi vida es requete privada JAJAJAJA), con todo gusto, le responderé.

Así que aquí van las preguntas:
¿Te llevas bien con tu suegra?
La mamá de Cristiano hermoso, todavía no tiene el gusto de conocerme, pero estoy segura que en cuanto me vea, no me dejará ir Nunca. ;)

¿Cuál es tu reto?
Llegar a ser Notario Público algún día.

¿Qué le dirías a tu jefe si te toca la lotería?
Tú pide jefe, hoy pago yo. ;)

¿Que harías si descubrieras que alguien te está mintiendo?
Todos mentimos, peeeero seguramente haría un drama y me haría la mártir. Jejejejeje.

Si se quema tu casa y solo puedes salvar una cosa ¿qué salvas?
Mi cuarzo rosa.


Entrás en un sitio con mucha gente, ¿qué haces?
Paso láser a los tzzzzabrosos.

¿Ves el vaso medio lleno o medio vacío?
LLENO, LLENO, LLENO, LLENO!!! Desbordándose!!!!

Te encuentras una lámpara mágica, ¿qué tres deseos pedirías?
1.- Una cuenta de cheques con seis ceros a la derecha jejejeje quien diga lo contrario, Miente!
2.- Sabiduría para conducir cada uno de mis pasos en la vida.
y
3.- Que un blogger me otorgue un premio en su sitio.
Woooow! los genios sí existen ah? ;)

¿Cuál es tu canción favorita?
Jajajaja..... tzzzzz no sé, no sé!! laraláaaaaa!! jajajajaja!
Respuesta(s) al inicio de este post. xD
Pero, serían cinco mis rolas favoritas, aunadas a las dos mencionadas: "Otra como tú" by Eros Ramazzotti, "Us" by Regina Spektor y "Vuelvo al Sur" by Gotan Project.
Todas ellas, significan mucho para mí.

¿Por qué creaste tu blog?
Porque mi compañero de aulas preparatorianas, amigo de toda la vida y ser humano admirado, BuenasChambas me dijo que veía en mí talento para llegar a ser una buena blogger. :)


¿Cómo te ves dentro de 5 años?
Embarazada de Maximiliano.


¿Qué hubieses querido ser? (Que no sea la profesión que tienes ahora)
Ingeniera Química.

¿Cuáles son las tres cualidades que más valoras en tu pareja (real o potencial)?
Sentido del Humor, Creatividad y Tenacidad.

¿Qué cosa te gustaría hacer antes de dejar este mundo?
Ir al mundial de Bratttzzzzzzil!!!!!!

¿Estás feliz con quien eres? Si pudieras, ¿cambiarías algo?¿Qué y por qué?
Soy muy feliz con quien soy.
Y sí, si pudiera cambiar algo, me quitaría como 20 kilos de encima, ora sí lo cumpliré en el 2011, Gym y Verduras, here we go!! otra vez.... jejejeje. xD

Menciona un defecto de tu persona
Soy drama queen.


¿A que famoso te gustaría conocer y porqué?
Awwwwwwwwwww a Cristiano Ronaldoooooooooooo!!! porque es la prueba fehaciente y viviente de que Deus existe!!!
tzzzzzzzzzzz!!!


Okay, ahí están mis respuestas.
Muy agradecida por la mención.
Linda noche de Santos Inocentes.
:)

domingo, 26 de diciembre de 2010

Calor de Hogar.

"........
Mis ángeles son ángeles con sexo.
Yo, nada teológico, pero erecto y divino
veo una mujer ángel en mis sueños.

Tiene espíritu y carne
y tiembla cuando la toco,
vuela en torno mío
como una mariposa de cristal
y se detiene en lo alto de mi torre
de mármol......."
Ludoviko Silva.


Yo debía haber tenido siete años a lo más.

Durante la víspera de Navidad, papufo acostumbraba llevarnos a mi hermana y a mí a ver los Nacimientos de todas las Iglesias del centro de mi ciudad.

Papufo: “¿Te gustó este Nacimiento jess?
Jessie compungida: “Papá…. ¿por qué el Niño Dios no tiene calcetines? Pongámosle unos para que no pase frío…..”
(Ahí donde me ven yo era toda una ternurita).

Pero el Nacimiento que más recuerdo era propiedad de un vecino apellidado “López Lira”, cada año arreglaba cuartos enteros que escenificaban desde la Anunciación a María de su gravidez, hasta esa Noche en que una estrella anunciaba la llegada de un Rey en un mísero pesebre y los ángeles coreaban Hosannas en las alturas.

El señor López Lira era todo un erudito en cuestiones bíblicas, inclusive podría parecer hereje para algunos, porque hubo datos en su Nacimiento, de los que yo nunca he podido corroborar.

El henno que llegaba a las orillas de la mesa, atentamente dispuesta y perfectamente cuidada en todos y cada uno de sus detalles, me invitaba a alzarme de puntas en mis zapatos y observar las figuras de cerámica.

“No toques nada”.- Decía mi mamufa al ver mi interés en las figurillas.
Yo asentía y observaba a pastores, borregos, becerros, San José, María, Isabel, y sobre todo… ángeles.

Nunca faltó un ángel en cada capítulo del Nacimiento.

Mucho tiempo después me enteré que en el Nuevo Testamento ya no se hace mención a ningún ángel, debido a que las interprestaciones bíblicas dan a entender que nosotros, los seres humanos, ya libres del pecado original, somos los nuevos ángeles de la historia.

Tenemos espíritu y carne, temblamos cuando nos tocan y volamos como mariposas de cristal en lo alto de torres de diferentes acepciones.

Cuando por las noches, salgo de mi oficina rumbo al hogar, paso a mirar el Nacimiento colocado en el pequeñito atrio de la Iglesia que se encuentra en frente del edificio donde laboro, y observo cada una de las figuras allí colocadas.

Sonrío al ver a los ángeles, porque una parte de mí se siente identificada.
Luego volteo a ver al niño Jesús usando únicamente un pañal, y con su demás cuerpo desnudo, y mi mirada se clava en sus pies descalzos.

Sonrío al recordar a aquélla niña que año tras año se afligía por el frío que podría estar pasando el Niño Jesús.

Que el frío externo de estas fechas, acentúe el Calor de Hogar de todos y cada uno de ustedes.

:)

martes, 21 de diciembre de 2010

Cuando lo dejas ir.

Nunca he entendido por qué las mujeres (quiero creer que la mayoría del género) nos enamoramos, encariñamos, ilusionamos o enculamos tan fácilmente.

La mayoría de las veces, el sentimiento que se vibra es directamente proporcional al interés de la otra persona hacia nosotras.

Nunca he entendido por qué tengo el increíble don de bastarme cuatro horas al lado de un desconocido para percatarme de cuál sería el regalo ideal para él o ella.

Pocas cosas tan increíblemente emocionantes y emotivas en mi mundo, como pasar horas en el centro comercial, o en el mercado hippie, o en las calles de la Ciudad, para encontrar el obsequio perfecto para alguien.

En contraprestación, son contadas las personas en el mundo que saben cuál es el regalo perfecto para mí.

................
Duré mucho tiempo dejándolo ir.

Todavía recuerdo la tarde que lo conocí.

Todavía recuerdo cada paso que dimos juntos en una ciudad ajena para ambos.

Todavía recuerdo la manera delicada en que tomó mi mano para conducirme, y mi autonomía desapareció allí.

Todavía recuerdo la increíble manera que él tenía de manejar el tiempo.
No sabría decir a ciencia cierta, qué tan rápido aconteció todo.

Todavía recuerdo la manera en que recorrí tienda tras tienda tras tienda hasta encontrar el regalo perfecto para él.

Volveríamos a coincidir en Octubre y yo ansiaba que el tiempo transcurriera rápidamente para que él abriera su regalo delante de mis ojos, y yo pudiera observar la expresión en sus increíbles ojos.

Pero ese día nunca llegó.

Y el regalo que yo tenía en mi escritorio, para recordarme a todas horas que pronto volveríamos a vernos, se volvió una burla de mi muy lastimado ego: verlo en el escritorio, era torturarme noche tras noche, y restregarme en la cara que idiotamente, me había encariñado de alguien de quien yo no formaba parte en su mundo.

Tomé el obsequio y lo subí al clóset, poco a poco se fue yendo al final, escondiéndose entre polvo y oscuridad.

Mientras hace unos instantes guardaba en mi clóset la ropa de verano, encontré esa caja llena de polvo.

Y mientras la sacudía también desempolvaba el baúl de los recuerdos.



Mañana iré a donar ese obsequio y limpiaré cada rincón del clóset.
Recibiré el 2011 sin una sola molécula de polvo.

sábado, 11 de diciembre de 2010

Feliz Cumpleaños a Ti!!!!!

No podría aseverar a ciencia cierta cuál es el primer recuerdo que tengo de Ti.

He sabido por pláticas de mamufa, que te odié cuando llegaste al Mundo, a Mi Mundo donde yo era la princesa de la familia.

El compartir mi reinado contigo fue una ardua tarea de supervivencia para ti.

Fue todo un reto de compartir el amor para mí.

Y al final de cuentas, hoy sé que no pudo haber sido de mejor manera.

Te recuerdo situada en la puerta del departamento que fue nuestra primer morada y de la cual tu mente no guarda un solo recuerdo, mirándome fijamente, con mi salero en forma de pingüino entre tus manos, mi voz gritando un “Noooooooo” que no fue suficiente para impedir que dejaras caer mi objeto favorito, rompiéndose en mil pedazos en el suelo.

Te recuerdo junto a mí jugando a ver quien bajaba más rápido las escaleras.

Te recuerdo llegando a mi salón de kínder todas las mañanas porque no querías entrar a tus clases donde no había nadie conocido.

Te recuerdo impotente al no aprender a leer las manecillas del reloj.

Te recuerdo todos y cada uno de los recreos en primaria, donde fuimos inseparables, y ambas salíamos de nuestros respectivos salones en búsqueda la una de la otra.

Te recuerdo pidiendo bicicletas y balones de fucho a los Reyes Magos, y aprendiendo a andar en bicicleta madreándote una y otra vez en el patio de la casa paterna.

Te recuerdo realizando hipótesis sobre si los Reyes Magos eran los papás o no.

Te recuerdo llorando de sentimiento y pateando a mamufa afuera del consultorio de la tía Martha cuando te dijo que Ella era Melchor.

Te recuerdo escondiendo las llaves del trabajo de papufo porque no querías que se fuera de la casa.

Te recuerdo mordiéndole su hombro, ocasionando que sangrara, debido a la emoción de verlo llegar nuevamente. (Roedor desde chiquitina!)

Te recuerdo escondiendo tus lápices debajo del tapete para tener una excusa y no hacer tu tarea.

Te recuerdo viéndome con odio al decirte “Mira!! Encontré tu lápiz!!”.

Te recuerdo inventándote enfermedades para no ir a la escuela debido a que no aprendiste tu poesía.

Te recuerdo aferrada a mamufa cuando Fmi venía en camino.

Te recuerdo escondiendo al pollo muerto que malvadamente madreaste con el juego ese de las pelotas.

Te recuerdo yendo a confesar que: “Rompiste un huevo de gallina y por ende, habías cometido un pecado al matar a un ser vivo a punto de nacer.”

Te recuerdo pateando la alacena de la casa paterna cada vez que te encabritabas.

Te recuerdo bailando alrededor del corral de Fmi, mientras era hora de ver “Dartakán y los Tres Mosqueperros.”

Te recuerdo vestida de indita en estas fechas yendo a rezarle a la Virgen.

Te recuerdo pidiendo yogurths fiados diciendo que “tu hermana mayor los pagaría”. GRACIAS por mermar mi economía en la prepa. Jum! :P

Te recuerdo reclamándome que te dejara dormir cuando los dolores de mi quiste eran insoportables por las noches.

Te recuerdo de cuarto en cuarto huyendo de los fantasmas.

Te recuerdo escuchando “Perfume de Gardenias” en cada lugar al que íbamos a comer.

Te recuerdo comprando el Pegaso que yo alucinaba a la vuelta de la Primaria, para regalármelo el día que cumplí mi mayoría de edad, el cual ha estado en mi cabecera desde entonces.

Te recuerdo enojada conmigo en Sudamérica porque te enfermé de gripa.

Te recuerdo en la despedida de soltera de Ofelia donde te burlabas de mi “one, two, tres!!!”.

Te recuerdo platicando de nuestras dudas existenciales y espirituales.

Te recuerdo obsequiándome ese increible e intenso post el día que yo cumplí mis dulces 27's.
Ha sido por mucho, tu mejor regalo hacia Mí.
Todavía lloro cuando lo leo.

No hay ningún episodio de mi vida que tú no conozcas Little Bambina, hemos vivido tantas historias juntas y el lazo que nos une es todavía más fuerte que el de la sangre que compartimos.

No hay día que no piense en Ti y pida porque nada malo te pase y porque encuentres aquello que traiga paz a tu alma.

Puede haber un Océano o una pulquería separándonos físicamente y yo siempre te sentiré a mi lado.

Mi mundo de princesa consentida hubiera sido vacío e incompleto sin ti.

Tú trajiste a mi vida, mil y un razones para sonreír, para hacer corajes, para quererte, para querer patearte, para admirarte, para desaprobarte; para aventurarme, para retraerme, para saltar, para soñar y para sentirme Viva.

Hoy cumples tus dulces 27’s.

Y pareciera que fue ayer cuando apenas recuerdo tu presencia en Mi Vida.

Tener los pies en la Tierra no es lo tuyo, así que Vuela tú que puedes y tienes ánimo de hacerlo.

El día que aterrices verás que el mundo de los mortales no es tan malo después de todo.

Pero nunca olvides que estés en el lugar que estés, Tu familia Siempre espera Tu regreso con los brazos abiertos.


"Te amo tonta. Te amo.

Y lo que falta, lo que nos falta...

Te seguiré viendo en otros planos, eso lo sabemos."

Lo sé a la perfección, mi amado roedorcillo. :')

martes, 30 de noviembre de 2010

Por Un Mundo Mejor.

El día que partimos de Praga para llegar a Viena, hicimos parada técnica en otra ciudad checa llamada Cesky Krumlov, que es una linda y pintoresca ciudad medieval amurallada construída sobre un cañón.

Debido a que el jetlag causó que mi amigo Andrés llegara una semana antes de lo previsto, pasé cinco horas sumergida entre cólicos, cansancio extremo y malestar en esa linda Ciudad y por ende no pude disfrutarla como yo hubiera querido.

Una de sus atracciones principales es un pequeño castillo en cuyas faldas, tienen a un oso en cautiverio.

El oso era todo un perezoso porque estuve sentada una hora sin verlo aparecer.

Ya a la hora en que teníamos que regresar a nuestro autobús, la gente comenzó a acercarse a las mallas, lo cual nos hizo suponer a Fmi y a mí que el oso había salido a comer.

Fmi y yo apañamos un buen lugar para ver al oso comer zanahorias y lechugas, mientras a nuestro lado iban llegando todos los padres con sus pequeños hijos.

Como buen punto turístico, había familias de diferentes nacionalidades observando al oso, a nuestro lado derecho había una familia latina, y al lado derecho de ellos había una familia alemana (uno aprende a reconocer idiomas), ambas con sus respectivos retoños en brazos maravillándose con el mamífero en cautiverio.

El padre latino le dijo a su hijo: “Saluda al oso hijo!”, el niño obediente gritó: “Hola Ossso!!!!”, y en ese momento, el niño alemán de edad similar al niño latino, volteó a ver al niño que seguía saludando al oso, y tiernamente, el niño alemán gritó: “Hola Ossssshhhhhho!!!”.

Ambos padres rieron con la ocurrencia, y Fmi y yo dijimos: “Awwwwwwww ternuritas!!!!!!!”.

Nos despedimos de esa Ciudad Medieval a la que seguramente no regresaré nunca en la vida, pero que en tan sólo dos horas me obsequió lo mejor de ella, para subir a nuestro autobús y partir a la capital del otrora Imperio austro-húngaro.

En el camión, todos fuimos haciendo nuestras amistades en base a edades e intereses.

Así como Otto y yo éramos inseparables, hubo una amistad sui generis que surgió en el tour.

De esas amistades que muy probablemente ellos mismos no recordarán en el futuro, pero que dan enseñanzas de vida a quienes los vimos convivir.

Una pareja defeña iba con sus dos hijos, y una pareja paulista (de Sao Paulo para ser más clara jeje) iba con su nene.
Pero los mexicanos no hablaban una sola gota de portugués, y los brasileiros entendían el español, pero al contrario de Otto y su familia, no sabían hablarlo ni tantito.

Y en una de las tantas horas que pasamos arriba del autobús, Fmi y yo vimos cómo el par de niños de aproximadamente siete años estaban sentados juntos jugando Pokemon, Tamagoshi o una de esas cosas raras que son de cartas de poder y eso (que la verdad desconozco porque hace chingo que dejé de jugar eso jejeje), y veía cómo ambos reían y entendían que hablaban idiomas extraños pero eso no era obstáculo para que pudieran entrar a sus respectivos mundos.

Y mientras el niño mexicano decía chapuceramente (luego que por qué tenemos la fama internacional que tenemos pfffff): “¿Quieres que te cambie tres de tus cartas por una de mis cartas secretas?”, el niño brasileiro respondía con su encantador y melódico acento portugués: “wacha wacha wacha” (perdón pero jejeje no entendí yo ni madres de lo que dijo). Ambos se veían fijamente ante la duda e imposibilidad de comunicarse, y de la nada, seguían jugando con sus cartas.

¿En qué parte del camino se desvaneció nuestra inocencia?

¿Por qué es necesario que un ser de menos experiencia que la de nosotros se asombre ante una expresión de la vida para recordarnos el verdadero valor de la existencia?

Actualmente en la red social de facebook hay una moda de poner en tu foto de perfil una imagen de tu caricatura favorita cuando eras niño, en pro de la lucha contra la violencia infantil.

De primera mano, no ví cómo una imagen pudiera combatir la violencia infantil.

Pero cuando de repente ves a tus contactos identificados como “Don Gato”, “He-man”, “Candy”, “Ositos Cariñositos”, “Pitufina”, “Kathy la Oruga”, “La abejita Maya”, etc. etc. etc., no puedo evitar sonreír y recordar tiempos pasados, y tiempos no tan pasados acontecidos en Agosto de este año.

Es como si la inocencia perdida, volviera a latir intensamente en tu interior.
Como si volvieras a sonreír recordando la época dorada con todo lo que conllevaba.

Me puse a pensar en que si bien no era un modelo familiar el mundo en el que yo me sumergía, aún cuando fueron tiempos difíciles, aún cuando el matrimonio de mis padres terminó muchos años antes de que se divorciaran, aún cuando la incertidumbre y el miedo se volvieron parte fundamental de mi vida, puedo decir que siempre hubo una sonrisa o motivo para sonreír delante de mí.

Que los únicos golpes recibidos en mi infancia, fueron los necesarios para que aprendiera a diferenciar lo que estaba bien de lo que estaba mal.

Que agradezco profundamente el hecho de haber tenido, quizás no la infancia que yo añoraba, pero sí la que me dio las bases de la mujer que actualmente soy.

Y no es suficiente poner una caricatura en nuestro perfil de feisbuc o de avatar de blog para apoyar la No violencia infantil, sino es necesario apoyar la causa de la misma manera en que lo hicieron en nuestra infancia aquellos que tenían en ese entonces nuestra edad actual.

Nuestros niños son nuestro futuro.

La mejor inversión que podemos heredar a la sociedad, y el mejor legado que podemos hacer en favor de la humanidad.

No te quieres enterar....

“….. que te quiero de verdad, … y vendrás a pedirme…. Un poquito de amor.
Pero no te lo daré, porque no te puedo ver, porque tú no haces caso ni te apiadas de mi pobre corazón.
Búscate una chica ye-ye…. Que te comprenda como yo.”
Olé Olé.

Qué mujer puede vivir sin sus amistades masculinas.

Así como hay determinados rubros y diversión sui generis cuando se está al lado de otras féminas, también hay temas y diversión únicos que se viven al lado de los hombres.

Tengo un amigo que antes pasaba muchísimo tiempo a mi lado, pero ahora por motivos laborales y “de maduración” jajaja, pues es casi imposible coincidir.

Pero cuando volvemos a estar juntos y alejados del mundo, volvemos a dar ese click increíble y único que saca mi lado masculino.

- ¿Cuánto a que eructo más fuerte que tú?.- dice él riéndose a sabiendas de que perderé.

- Chin, chin el que dure más tiempo en “miar”.-

- Carreritas a ver quién se acaba primero la caguama!!

Y todas esas cosas que las mujeres no harían en público pero sí al lado de sus amigos entrañables.

Mi deseo no cumplido de haber sido un hombre bien machín se volvía realidad por momentos mientras yo estaba a su lado.

Mi lenguaje se volvía el de todo un beodo de cantina.

Mis carcajadas eran pronunciadas y anti-femeninas.

Y nunca me dio el paso en ninguna puerta que cruzábamos.

No había por qué ser caballeroso, ni había por qué pedir caballerosidad.
Éramos dos iguales tratando de entrar a cualquier lugar, así que el último en pasar no era el hombre, sino… daba igual quien fuera.

La última vez que salí con él, esperamos un poco más de lo normal, ya que llegaría la mujer con la que él actualmente sale.

Mientras tanto seguíamos platicando de fut (snifffffff) y cerveza.

Cuando ella llegó, dejamos de sentarnos en la banca de la plaza, yo me despedí de él para que él saliera a “ligar” con ella, y mientras íbamos en direcciones distintas, volteé sonriendo para verlo nuevamente.

Se dirigían a un bar, y antes de entrar, él le dio el paso a ella.

Algo dentro de mí se congeló.

Me quedé petrificada e incrédula ante dicha imagen.

Luego me sentí apenada y quise salir corriendo de la plaza.

Me sentía menos.

Sentía que no era yo tan importante para él como esa mujer extraña que apenas estaba a punto de conocer.

Luego me di cuenta que simplemente hay niveles de mujeres para los hombres.

No es que sean más o menos importantes, sino simplemente algunas valen la pena como para cederles el paso de manera caballerosa, y otras valen la pena como para jugar concursos de eructos.

viernes, 26 de noviembre de 2010

Mamá Gallina.

Como toda buena casa de añísimos atrás, la casa paterna tiene al final del jardín un corral.
Las familias de antes tenían un corral para criar a sus diversos animales que los proveían de lo necesario para alimentarse.

Nosotros usábamos el corral para nuestras gallinas.
En el día, las gallinas y los pollos eran libres de andar por toda la casa, y si veíamos que alguno cruzaba la barrera hacia “la civilización”, ardilla y yo cargábamos al respectivo bulto plumífero y lo aventábamos al pasto a que siguieran buscando gusanos para alimentarse.

La casa contigua de la parte trasera, también tenía gallinas pero de la raza “kikirikis” que son así como más flacuchas, de colores más oscuros y más feítas.

Y tenían la peculariedad de que invariablemente, siempre iban a esconderse entre las piedras que delimitaban el corral de nuestra casa, ahí ponían sus huevos, empollaban, iban a su respectivo hogar a alimentarse y volvían a regresar a seguir empollando.

Y una vez que el período de gestación terminaba, era muy común ver en nuestro jardín trasero a las gallinas del vecino con la hilera de pollitos que apenas iniciaban a caminar detrás de ella.

Ardilla y yo veíamos incrédulas la manera en que iban todos los pollitos ordenaditos siguiendo a la mamá y piando.

Y mientras nosotras estábamos acostadas tirando la weba y vigilando a nuestros pollos a la sombra del limón o del naranjo, con nuestros overoles de mezclilla y mascábamos paja o comíamos higos que cortábamos de la higuera plantada enfrente, veíamos desfilar confianzudamente a la pinche mamá gallina, muy oronda ella presumiéndonos a sus polluelos recién nacidos, todos igualmente kikirikis, y por lo tanto, flacuchos, feítos y sin plumas.

Pero en cuanto ardilla vio pasar al último pollo de los seis que conformaban la hilera, tuvo la genial idea de ir a robarle el último pollo a la mamá gallina.

Nuuuuuuuunca hubiera hecho eso.

El pollo empezó a piar como todos los demás pollos piaban, pero la mamá gallina diferenció el sonido emitido de la asquerosa garganta del mini animal, se detuvo, toda la tropa se detuvo al unísono, volteó y vio que Ardilla tenía entre sus manos a su cría más lenta.

Mamá gallina dejó de ser una gallina flacucha y empezó a esponjarse pero así, bola de plumas, bien gracioso, Ardilla que reía por haber capturado al pollo, por instinto tuvo un chingo de miedo y sintió claramente que la gallina se le lanzaría a darle mil y un picotazos para rescatar a su cría; todavía con el pollo entre ambas manos, Ardilla se dio la media vuelta mientras la mamá gallina cobraba impulso para volar e ir a atacar a Ardilla…. Lo recuerdo todo perfectamente como en cámara lenta jajajaja…… ardilla en mega putiza se dispuso a correr y mientras agarraba ella a su vez impulso, mamá gallina emprendió el vuelo hacia Ardilla, quien por el miedo, se tropezó en el pasto, y mientras iba cayendo al suelo, la mamá gallina ya iba volando a la altura que ardilla tenía estando de pie, obviamente la gallina nunca contó con que Ardilla caería, y plop!!! Mamá gallina se fue de más, y al no encontrar el cuerpo de mi hermana que amortiguara su vuelo… pues…. Todo lo que sube tiene que bajar, y ahí delante de mí ví cómo la ardilla se cayó, y adelantito de ella mamá gallina se dio tremendo chingadazo en el suelo.

Lo más cura de todo fue que mamá gallina toda atolondrada en el suelo por el golpazo recién recibido en su caída, todavía fue masacrada por la espalda de ardilla que quien sabe cómo rodó con el pinche pollo en manos ahora sí piando como diciendo: “Suéltame, suéltame…. GRACIAS Madre!!”, así que todavía por si fuera poco, la gallina aleteaba debajo de la espalda de ardilla, tratando de escapar de morir aplastada, y ardilla a su vez, sentía debajo de sí al montón de plumas aleteando, tontamente se quitó como pudo, volteó a ver a la gallina tirada boca abajo cual escarabajo, la vio con odio, agarró del pescuezo al pollo y se lo aventó bruscamente al cuerpo de la mamá gallina para luego darse a la fuga e ir corriendo a buscar a mamufa para decirle: “Mamáaaaa la gallina del vecino trató de matarme!!!”, yo llegué corriendo al lado de Mamufa y de ardilla, y vi que mi mamá se empezó a esponjar como Mamá gallina y dijo: “Quuuué?!?!?! Otra vez esos kikirikis aborígenes se cruzaron la barda?!!! Y… se fue violentamente contra ti pequeño roedor de mis entrañas?!?!”, a lo que yo respondí: “Yeap, le trató de robar a su pollo y la gallina se infló y se le echó encima.”, Mamufa dejó su cólera de lado, volteó a ver con ojos de reproche a Ardilla y le dijo: “NUNCA debes quitarle sus hijos a las gallinas, NUNCA, eso te ganas por ser cruel.”, y yo cual buena carrillera, le dije a mi sis: “Sí, cruel, cruel, cruel… y …. Tontaaaaaaa!!!!”.

Ardilla se encogió de hombros y dijo: “Jum, mira jess…. Desde aquí veo que la gallina ya se está cruzando la barda con todos sus pollos detrás de ella…… oye…… qué diantres es eso?!?!?!?”, yo volteé viendo a la mamá gallina toda madreada ayudando a escalar a sus pollos, sonreí, bajé la mirada y vi delante de mí la peor bestia que he visto en toda mi vida, de mi garganta brotó un grito despavorido y de terror, y ambas, ardilla y yo volteamos a ver a mi mamufa para decirle: “Mamáaaa!!! Un monstruo!!! Mira, qué es eso!!!”, engendro de inframundo al que mamufa se quedó viendo fijamente, nos colocó detrás de ella y dijo: “Es un …. Tlacuache!!!!”…..

….. Pero la historia de Mamá Tlacuache y tlacuachitos…. Es otra historia.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Espinacas en salsa de Arándano.

El periódico local hablaba maravillas del lugar.

Inclusive comentarios de diversos comensales confirmaban las cinco estrellas con que se calificaba la cocina de ese restaurante localizado en la capital de mi Estado.

Así que aproveché que me mandaron de la oficina a revisar unos asuntos para acudir al lugar en cuestión.

Me costó un poco dar con la ubicación, pero ja! runrun parece tener GPS integrado, despuès de unas cuantas curvas y unas cuantas inclinaciones, llegué presa de la curiosidad.... y un poco de glotonería.

Había tres mesas ocupadas, pero sólo una llamó mi atención.

Un hombre solitario estaba sentado degustando, lo que después supe era la receta favorita del chef.

Era atendido sigilosamente y sumándole a ello su manera de vestir, supuse que se trataba de algún pez gordo.

Ví que tenía frente a sí un platillo de lindos colores.
Sí, de la vista nace el amor.

Al momento de ver la carta, me di cuenta que la "receta favorita del chef" no tenía enlistados los ingredientes.

Y recordé todas las buenas recomendaciones del periódico hacia ése platillo en especial.

Pedí limonada para resistir el calor que me carcomía, y sin entremés de por medio, me fui directamente al platillo principal.

Desconozco si era res o puerco los pequeños trozos de carne que robustecían mi comida.

Pero lo que le dio un sutil sabor, fue la salsa que bañaba al animal, y unas pequeñas hojas verdes cocinadas sepa la madre cómo.... eso de la cocina, nomás no es para mí.

El hombre solitario terminó primero que yo, y de manera curiosa y coincidente, quizás kármica, pasó a mi lado antes de salir y viendo mi plato me dijo sonriente: "Es una delicia ah? las arúgulas bañadas de salsa de arándano es lo mejor que he probado en mi vida."

Yo asentí y sonreí, comenté con el hombre solitario lo genial de la receta y seguí con mi comida.

Terminé sonriendo y le dije al mesero: "Puedo hablar con el chef?", mi papufo me ha enseñado que así como pides hablar con el superior jerárquico de algún lugar para dar quejas, también se debe pedir hablar con el mismo para alabar la prestación de servicios, en su caso.

Tremenda sorpresa llevé al darme cuenta que el chef, no era hombre, sino mujer.

Vestida cual buena chef, de blanco y con su gorro característico, le comenté: "Es una delicia probar sus arúgulas en salsa de arándano!", ella sonrió notablemente complacida y me dijo: ".... no son arúgulas, son espinacas.".

Yo quedé atónita y le respondí: "Ammm un hombre que acaba de irse me dijo que eran arúgulas....", y la chef me confesó: "Ahhh el señor Francisco!.... - y sonrojada dijo- él odia las espinacas, pero le encanta la manera en que sabe el platillo en sí, así que le decimos una mentira piadosa para que no tenga cierta predisposición al comerlas.".

Yo sonreí y dije: "Al cliente lo que pida, ah?"

Y la encantadora chef asintió.

Me despedí de ella y regresé a mi Ciudad.

Todo el camino fui pensando en que de igual manera, yo odio las espinacas.

Y entendí cabalmente, por qué no sacaban de su error al señor Francisco.

En días hormonales como hoy, todos deberíamos escuchar mentiras piadosas a nuestro alrededor.

martes, 23 de noviembre de 2010

Diana y Alejandro.

Corrí lo más que pude.
Detrás de mí iba el amor de mis amores.
En algún punto del camino, desaceleré y él me aventajó dos metros.

No podía dejar de observar el Cielo y el helicóptero que no dejaba de planear en el aire.
Miré mi reloj y faltaban cinco minutos para la hora acordada.

Ví delante de mí un camión que decía “Europamundo”.
Fmi a mi lado se encontraba ya estático y recuperándose de la carrera.
Mi instinto de “no se vayan si míiiiiiii”, hizo que subiera en chinguiza al camión, buscara mi asiento y me sentara.

Uff, a tiempo!
En eso, siento mil y un miradas a mi alrededor, la gente hablando con un idioma extraño, los rasgos faciales no eran latinos y yo comencé a sentirme helada.

Ví que todo mi grupo estaba abajo y yo me había subido a un camión equivocado.
Como pude me levanté cual resorte y recé para que nadie me hubiera visto descender idiotamente.

Delante de mí, un hombre de aproximadamente 1.85 mts. de estatura, increíblemente blanco, con ojos hermosos y verdes esmeralda, pelo blanco cual nieve de los Alpes, y de aproximadamente 75 años de edad, reía de mí al unísono que me decía: “Vasshhha que querías irte tú ya para Russssia!!!”.

Su risa, tan cristalina y sincera, tan autónoma, aún la llevo grabada en mis oídos.

Aún a pesar de haber ido en el mismo camión durante cuatro días, apenas esa tarde me percaté de él y posteriormente, de ella.

Su aura era tan pura que era imposible no devolverle una sonrisa al tiempo que Fmi me veía negando la cabeza y decía: “Ayyyy no puede ser esto jess…. Pareces bajada del cerro!!”.

Volví a verlo a él.

Es increíble, increíble la manera en que un hombre de 75 años puede llegar a ser atractivo.

Si a los 75 denota sus rasgos faciales estéticos, su porte y encantador garbo al conducirse, su manera tan educada de comportarse y el buen gusto y elegancia al andar, no me imagino realmente hace 40 años la clase de bizcocho que fue!!!!!

Morí de ganas el resto del viaje de preguntarle si no llevaba consigo una foto de su juventud, pero no me atreví.

Me despedí de Alemania esa tarde para llegar a mi más preciada idea, al móvil principal de mi estancia temporal en el primer mundo: Praga.

Y ahí en Praga, mientras el Astro Rey poco a poco cedía ante Morfeo, me acerqué a ese matrimonio que había captado toda mi atención y les pregunté: “Linda ¿no?”, ella, un poco más baja que él, pero alta de igual manera, con su rostro blanco cubierto de pecas, su pelo impecablemente teñido de dorado y su mirada cubierta igualmente de color verde, respondió con una sonrisa y un acento muy particular: “Pero claro que es linda!, son de México ustedes?”, y Fmi respondió: “Sssssí!!! Ustedes son de Argentina?”, y él, con un guiño muy particular dijo: “No, no, no, somos uruguashhhhos”, a lo que yo asentí y dije: “Ahhhh pero está pegadititito de Argentina”, huuuuy no!!! No debí haberlo dicho nunca, porque él me dijo: “Sí, somos vecinos, pero no somos lo mismo eh?”, y los cuatro sonreímos al unísono.

(PAUSA: AGGGGGG!!! Es tan pero tan sensual y melódico cómo suena el idioma así!!!! snif.... "Y vos crees que los argentinos somos guapos, ah?...." PRRRTTTTT Ya, ya, ya, ya!!!)

“Me shhhamo Alejandro, y eshhhha es mi esposa, Diana”.

Él volteó a verla, y estoy segura que la miró como la primera vez que la vió obnubilado por su belleza.

Nunca había conocido gente de Uruguay.

Y he de decir que si yo creía que los argentinos eran encantadores, los uruguayos terminaron por robar mi corazón.

Yo, que crecí influenciada con Walt Disney, y que maduré influenciada por Carrie Bradshaw, sentí algo que nunca antes había sentido al verlos a ambos.

“Oye Alejandro, terminaron cansados anoche?”.- decía alguien a la mañana siguiente.

“Huuuuy he dejado exhausta a Diana.”.- decía él entre risas.

“Alejandro!! no digas eso que me sonrojas.”.- decía ella mientras reía, con esa risa femenina tan característica de nosotras cuando estamos orgullosas de lo que tenemos a un lado.

Una noche en Venecia, ya al ocaso de nuestro viaje, Fmi y yo fuimos a cenar a un ristorante que estaba situado al lado de nuestro hotel y nos tocó sentarnos a un lado de ellos.

He de decir que fue una experiencia realmente productiva.

Como decía Adso de Melk: “…es propio de los jóvenes sentirse atraídos por un hombre más anciano…”; porque si bien es cierto que si las canas fueran sinónimos de sabiduría, una cabra de monte sería una erudita, es indudable que la experiencia, cultura y conocimiento de una persona, son de esos deliciosos atributos que no se pueden ocultar aún queriéndolo, sino que afloran a contra luz y se exudan al andar.

“Tenemos cuatro hijos, dos hijas y dos hijos, una de eshhhhhas acaba de ser madre por segunda vez, vive en Inglaterra y al terminar el tour, iremos al nacimiento de nuestro nieto o nieta”.- decía Diana mientras Fmi y yo veíamos la bonita, bonita pareja que hacían ambos.

“Shhho una vez fui a México, por motivos laborales, conocí el Distrito Federal y Cuernavaca, recuerdo que Cuernavaca tenía equipo de soccer en primera división, mis amigos y yo fuimos juntos a ver un partido…”.- dijo Alejandro recordando sus viejas andanzas.

“También cuéntales que me dejaste sola con tus hijos cuando te fuiste de parrandero a su país.”.- dijo Diana en tono de un reproche antiguo que se ha perdonado y que actualmente es motivo de burla.

“¿Cómo hicieron para seguir juntos todo el tiempo en este mundo donde lo efímero es lo que está de moda?”.

“Alejandro –dijo Diana con profundo amor- es el hombre de mi vida, lo amo y lo respeto profundamente, desde la primera vez que lo vi supe que era un hombre maravishoso, y sho puedo decirte que no ha sido fácil, pero cuando encuentras a la persona correcta para ti, simplemente, shegas a un punto donde todo el esfuerzo y el sacrificio ha valido la pena.”

No sé en qué momento dejó de ser una respuesta para nosotros y se convirtió en una renovación de votos matrimoniales, sin importar que no hubiera una fecha especial de por medio, ni que estuvieran vestidos de gala, o hubiera una imagen divina ante la cual confesar su amor.

Esa noche Walt Disney y Carrie Bradshaw fueron desplazados totalmente en mi idea del amor.


Y por alguna extraña razón,
Ninguna pizza ha sabido tan deliciosa en toda mi vida.

lunes, 22 de noviembre de 2010

De Deus, il Tempo y el Diavolo.

“…..
Como invitándome a escalarla.
Mi angelesa me cuenta, por las noches,
después de la tormenta del amor,
cosas acerca de la soledad de dios.

Dios está helado
en su propia memoria,
recordando a Lucifer
el ángel de la luz que lo alumbraba
cuando estaba prisionero
del tedio de la eternidad…..”
Ludoviko Silva.

Llegó la noche, y con ella, llegué del trabajo.

Fmi estaba sentado frente a la computadora, y en cuanto me vió, la dejó a un lado y se fue hacia mí: “Vamos a platicar!!!”.

Yo, en un estado de fatiga casi inhumano, dije: Okay, pero necesito una cerveza. Jeje.

Abrí el refrigerador, tomé una Noche Buena (mmmmmmmmm), partí un pedazo de virote, corté unas rebanadas de queso de cabra y queso azul, y me senté a la mesa de la cocina junto al amor de mis amores.

- Ahora sí.- dijo él en tono de complicidad.- Platícame tu teoría esotérica de inframundo.

Mientras el cuchillo se deslizaba suavemente sobre el queso, me aseguré de cerrar todas las puertas que había a nuestro alrededor, lo que allí se contaría, allí debía quedarse.

Fmi y yo tenemos la teoría misifusa de que en algún lugar del Universo, en cuanto se pronuncian determinadas palabras en un diálogo, los plutonianos, ángeles y demonios dejan inmediatamente lo que están haciendo para reunirse en torno a aquellos que han osado abrir sus labios para indagar sobre temas prohibidos.

- Es curioso.- le dije.- Pero he estado pensando en que la omnipresencia divina tiene límites, nos enseñan desde niños a que Dios es infinito, no tiene principio ni tiene final, pero….. –bajé la voz en ese momento.- yo he descubierto que Dios no es infinito. Tiene un límite, y su límite es el Tiempo.

- No te entiendo.- Dijo Fmi.- al tiempo que comenzaba a sentir que la temperatura descendía.

- Mira, es lógico, el libre albedrío no existiría de no existir una unidad autónoma del Creador, la libertad de actuar no puede estar supeditada a una voluntad superior, el saber qué acontecerá en el futuro, aniquila la voluntad individual y nos convierte en meras marionetas de una mente malvada que goza con las aflicciones humanas, y en ninguna doctrina he leído acerca de un Dios malvado.

- ¿Eso quiere decir que el futuro es incierto e indeterminado verdad?

- Sí, el futuro, así como el pasado y el presente, forman parte de la jurisdicción del tiempo.- respondí yo.

- ¿Y el Diablo?.- dijo Fmi en tono de miedo.- ¿Él dónde se mueve?

- Lucifer era el ángel preferido de Dios según los libros.- le dije a Fmi.- Pero dudo mucho que sea la encarnación del mal.

- ….. Esto me está empezando a dar miedo jess….. ¿no sientes así como frío? ¿crees que nos observen?....- dijo Fmi asustado.

- Sí Fmi, también yo siento frío, quedan muchas preguntas por responder… de cualquier manera nadie sabe si tú o yo tenemos la respuesta correcta.

--------------------------------------------------

Hoy participé con un cuento en HD-B, si alguno de ustedes quiere leerlo, el link es éste.

Epílogo.- “Mamufa, la vida comienza a aburrirme, quién me asegura que hay algo después de esto...." "Nadie te puede asegurar si hay algo después de esto jess, eso tienes que creerlo tú por convicción propia."
Mi mamufa es la mejor del mundo!!!!

miércoles, 17 de noviembre de 2010

Las mil y una noches.

Frank tiene una casa muy reconfortable.

De su finca, algo llama poderosamente mi atención.
Sólo las cortinas de las ventanas de su alcoba principal están corridas.

Todas las demás ventanas permanecen libres de cobertura, y a través de ellas la luz natural se cuela dando iluminación a todo el interior.

- ¿Por qué te gusta tanto la luz?.- le pregunto yo mientras curioseo todas las demás habitaciones.

Él sonríe afablemente como es su costumbre y me responde con una cita: “... de tres cosas depende la belleza: de la integridad o perfección, y por eso consideramos feo lo que está incompleto; de la justa proporción, o sea de la consonancia; por último –y aquí hace hincapié- de la claridad y la luz, y en efecto, decimos que son bellas las cosas de colores nítidos.”.

- Umberto Eco.- respingo yo mientras sonrío y asiento con mi cabeza y me sigo camuflajeando con la luz que penetra al cristal.

- Así es.- Sonríe él.

- ¿Yo soy bella?.- pregunto sonriendo en tono de coqueteo.

- Eres nítida.- responde él con su manía de forzarme a utilizar mi raciocinio.

- ¿Quieres saber si tú eres bello?.- digo mientras volteo abruptamente hacia él.

- ¿Bello? Qué diantres!! Me encantan las mujeres! Yo no soy bello, soy viril, guapo, y ¿cómo dices tú? “mega sabroso”.- me responde él con un guiño facial.

Mantengo mi vista en él, veo su figura masculina a través de la luz, puedo ver su simetría, su correcta proporción, y la manera en que su aura resalta con la caricia de la luz a su piel.

Me acerco a él lo suficiente para sentir su respiración, toco su abdomen con la punta de mis dedos, me retiro un poco, sonrío y tarareo: “Eres bello, bello, bello, más que el firmamento, con un millón de estrellas….”.


Él sonríe al reconocer la canción y se sonroja ligeramente.

- ¿Me la mostrarás? – pregunto inquisitivamente.
- A eso viniste, ¿No?.- dice él en tono de albur.

Bajamos hacia un sótano y en el trayecto le digo a Frank: ¿Sabes también cuál rola te quedaría a la perfección?.

Él sonríe y me responde con cara de duda: …. No lo logro imaginar.

Yo comienzo a tararear: “Yo soy uno de esos amantes, tan elegante como los de antes…. Soy educado caballero, bello, cortés y amable compañero, un codiciado soltero.”.

- Mecano!.- respinga él.- Por lo visto te gustan las canciones de los ochentas.

- …. Y también ese concepto de amante.- reitero yo.- Locución latina de “el que ama”.-

- Eso lo estás diciendo de tu cosecha.- dice él entre risas mientras llegamos a una puerta.

- Me encanta esa palabra.- sentencio yo.- Creo que está corrompida y enviciada al día de hoy, es una verdadera pena….

Entramos al interior de una habitación cerrada bajo llave y observo una vitrina de cristal delante de mí.

- ¡Wow! Son hermosos.- exclamo sin pensar en nada más, como si él no estuviera delante de mí y toda mi atención se centrara en lo que hay detrás de ese cristal.

Brillos por doquier emanan de lo que hay detrás del vidrio.

- Detrás de cada uno, hay una historia por contar.- dice él con la mirada fija en todo y nada a la vez.

- Me agradan las historias.- digo yo en voz queda.- ¿Me contarás todas?

- Será una historia por noche.- dice él sonriendo mientras se coloca detrás de mí.

Los objetos brillantes dejan de capturar mi atención, giro mi cuerpo y me coloco frente a él, algo en sus negros y profundos ojos cambia al unísono de mi mirada y me hipnotiza deliciosamente.

- Antes de comenzar, dime lo que quiero oír.- susurro sin poder desviar mi mirada.

Él, firme, seguro y decidido, como es, sin quitar su imán de mis ojos, responde: Eres mi amante.

sábado, 13 de noviembre de 2010

Oído al pasar.

Estaba sentada con mi columna perfectamente erecta.

El olor a cloroformo penetraba por los poros de mi nariz.

Tomé mi libro, le quité el forro y antes de comenzar a leerlo, hojeé rápidamente todas sus hojas delante de mi nariz para aprender su aroma.

Tengo un ligero placer culpable por oler algunas cosas nuevas mientras persista su aroma.

Como los autos y los libros.

Es como si no importara cuánto tiempo de vida útil hubiera por delante, ya me he impregnado yo de su esencia al natural.

Comencé a leer la presentación del libro: "Entregue sus flores a quien sepa cuidar de ellas, y empiece. O reempiece. Ningún viaje es definitivo.".

No supe en qué momento se sentaron a mi lado.

Un hombre y una mujer.

Mi pupila seguía el curso natural de los renglones, pero la atención de mi mente fue captada de inmediato por la plática de ese par de personas.

No es que yo sea una chismosa, no señor, si un par de personas hablan en voz alta delante de una persona que está leyendo, significa que quieren ser oídos.

- Todo esto pasó porque él se lo buscó.- decía ella en un tono entre impotente e irritada.- De no juntarse con esas malas amistades, nada de esto hubiera pasado.

- La verdad es que todos cosechamos lo que sembramos.- Dijo el hombre con una sonrisa a medias.- Obviamente duele porque es tu familiar, pero ve tú a saber en qué pasos andaba metido, cuando el agente del Ministerio Público me preguntó si no sabía si tenía enemigos yo le dije “Mire Lic, él es mi hermano, pero tengo fácil un mes de no saber nada de él, ahorita nada más porque él me llamo que lo ayudara a venir al hospital pero la verdad es que sólo él sabe en qué anda metido.”.

- A ver si así aprende y se aleja de esas malas amistades.- remarcó ella.

- Lo dudo mucho, deja nomás que se componga y verás que vuelve a las andadas.- dijo él en un tono fatal.

- Pues él lo hallará en su salud, pero por mientras nos tiene a todos preocupados y varados en este lugar.- respondió ella acentuando su irritación.

- Ni le hagas caso….. Ya ves como son de tercas las personas de edad avanzada.- puntualizó él.


Subí la mirada para observar a ambas personas, pero a medio camino algo me impidió coronar mi estado de metichez, y preferí quedarme con la curiosidad.

Cerré el libro, lo metí a mi bolsa, me puse de pie, abotoné mi sweater, coloqué mi bufanda alrededor de mi cuello y tras el sonido de mis tacones, salí de ese lugar.

Era mi hora de Reempezar.

Por mientras mis flores todavía siguen guardadas con especial ahínco en la bolsa izquierda de mis jeans.

Espero pacientemente, la hora de entregarlas a aquél o aquélla para quien yo sea el viaje definitivo.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Cuestión de Encanto.

Frankie es todo un estuche de monerías.
Es un hombre con estilo bien definido.
Todo en su presentación está delicadamente cuidado.

Desde sus mocasines bien boleados, hasta su último cabello perfectamente colocado bajo una ligera capa de gel.

Es el perfecto prototipo de metrosexualidad (después de Cristiano Ronaldo of course).

Su disciplina ante la vida merece todo mi respeto.

Aunque a veces disentimos debido a nuestras diferentes maneras de pensar, él tiene la capacidad de saber las palabras adecuadas para hacerme sonreír.

Cada vez que sonrío debido a él, una parte de mí siente explosiones en el Cielo.

Frankie es todo un citadino y yo soy toda una pueblerina.

Aún con la abismal diferencia entre ambos mundos, él y yo dejamos de lado el ambiente en el que nos sumergimos a diario para entablar charlas en algún punto intermedio entre nuestros mundos.

Desde el día en que nuestras miradas se cruzaron, sólo con él soy capaz de mostrarme tal cual soy.

Él ha pulido mi mundo cual cuarzo en bruto.

Y conmigo él ha perfeccionado sus dotes de modelador.

“Maestro, ¿tú me vas a enseñar?” “No, pero a mi lado vas a aprender”. Cicerón.

- Por qué te esmeras en llamarme “Frankie”?
- Porque Carlos es un nombre demasiado común.
- Soy una persona bastante común.
- No, para mí no lo eres.
- Yo también quiero llamarte de manera diferente entonces…
- Puedes llamarme “just lydia”.
- Eso no es un nombre…. ¿Cómo dices que te llamas en tu blog?
- jess…
- Entonces serás “jessidia”.
- …… eso suena horrible.
- Pero no es nada común.


Frankie tiene especial interés por los diamantes.

Sabe todo acerca de ellos.

Sabe reconocer a simple vista, cuáles son piedras de verdadero valor, y cuáles son piedras de origen no tan bueno.

Sabe dónde encontrarlos, sabe cómo trabajarlos, sabe cómo pulirlos y sabe cómo colocarlos para que luzcan y brillen más.

De eso vive él.

De su buen gusto.

- Cada diamante es único e irrepetible, nunca encontrarás uno igual a otro en todo el mundo, de ahí surge su encanto.
- ¿Tienes para ti uno favorito?
- Claro que tengo uno favorito, pero siento especial cariño por otros más.
- ¿Una piedra es susceptible de ser objeto de cariño?
- Son parte de un todo, jessidia. Cada objeto de este mundo tiene una razón de existir, ¿de qué valdría el hecho de la existencia si no pudiera ser admirado por un tercero?.
- …. Entonces igual aplica para cualquier objeto, como la arena.
- La arena no escasea como los diamantes.
- Pero también existe y como tal es digna de admirarse.
- ….. pero no brilla como las piedras que a mí me gustan.
- ¿Todo es cuestión de brillo?
- De consonancia y de la luz propia que se irradia.

Mientras sus enormes pestañas acentúan su mirada, la luz que emiten sus ojos brilla más que cualquier diamante.

Y ahí él sin proponérselo, me muestra que en efecto, su encanto surge de su individualidad, y todo es cuestión de consonancia y de la luz propia que se irradia.

jueves, 11 de noviembre de 2010

More than Words.

Ni siquiera sé por qué me duele tanto.

Va más allá de lo que yo pudiera expresar con palabras.

La sobreviviente que vive en mí me dice "No hay plazo que no se cumpla.".

En mi mundo laboral, los términos son fatales.

La idealista que vive en mí me dice "Eres la magia vuelta persona.".

En mi mundo personal, todos tenemos lo que merecemos.

Así, sin más.

Mucho más que simples palabras.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Aviso de Ocasión.

Pues resulta que ya tengo twitter!!!

Lo reviso una vez al día nada más jejeje y como no tengo ni idea de cómo pegarle un link aquí al lado pues es por ello que vía post, si alguno de ustedes está interesado en echar cotorreo un rato, puede encontrarme como


chicaCannavaro

en vista de que Ronaldo'sGirl es un nick name imposible de tener sniffffff pues me fui sobre el capitán de la escuadra azurra jejeje.

Peeeero hago la anotación de que para mí, como blogger no hay dos y mi actividad virtual favorita seguirá teniendo que ver con jess. ;)

.... eso de limitar mis palabras a 130 caracteres me da así como un ligero enojo jejeje.

Que tengan una linda tarde!!

martes, 9 de noviembre de 2010

jessie sonreía.

“El hombre no cambia aún cuando cambien sus hábitos y las palabras de su boca. Sumérgelo en el río y una vez secas sus vestiduras, será el mismo de antes.”
Mika Waltari. Sinuhé el Egipcio.

Anoche regresé nuevamente.
Fue como si alguien hubiera quitado el candado a la jaula de los fantasmas del pasado.

Cada escalón que bajaba, era adentrarme a ese mundo desgastante del que salí huyendo a los quince años.

La oscuridad reinante me hizo sentir miedo nuevamente, y podía sentir sudor frío resbalando en mis mejillas, aún a pesar de la baja temperatura.

Cerré los ojos una y otra vez para no ver a jessie llorando en los rincones, para no verla hablando con los espírutos malvados que seguramente están llenos de polvo y enterrados en alguna parte de los jardines traseros.

Corrí a prender cada foco que se atravesó en mi camino, pero aún así había muchos tonos oscuros a mi alrededor.

Éramos sólo ellos y yo.

Ellos de naturaleza tan distinta a la mía.

Mis piernas temblaban mientras trataba de no hacer ruido al buscar un documento que necesitaba.
A mi alrededor manchas rojas se camuflageaban con los mosaicos antiguos.

Rojo, tan determinado a formar parte de mi vida a partir de este año.

Encontré el documento entre nervios, y me dispuse a salir corriendo, poner candado y no volver nunca más sin compañía, pero en eso, se atravesó un minino a mi paso.

Ronroneaba de tal manera que denotaba su hambre.
La puerta de salida y entrada a su vez, estaba subiendo una escalinata de piedra… y la comida de los gatos estaba a una puerta más cercana de mí.

Corrí a la puerta cercana, busqué whiskas por todos lados, las encontré, llené un vaso de unicel y me dirigí al tejado trasero a esparcir las croquetas.

Me detuve ahí donde los cuartos terminan y empieza la jurisdicción de los árboles.
Atrás de mí, todo estaba aluzado, enfrente de mí, todo era lúgubre.

Los tules dejaban caer sus grandes hojas, y el eco de las mismas, me evocaba pisadas de hombre extraños y malvados dispuestos a hacerle daño a mi familia.

El chillido del viento evocaba la risa de mujeres desdentadas avariciosas de mi pobre corazón para ofrecerlo en sacrificio a las deidades nocturnas.

Entre mis piernas un mamífero maullaba y salía corriendo al lugar donde su comida es colocada siempre.

Al fondo, el pirul de la casa vecina, con su caída tan característica…

“Si quieres atrapar a una bruja jessie, a media noche coloca un lazo entre pirules, anuda ese lazo y comienza a rezar Padres Nuestros al revés, al terminar de rezarlos, entre ese nudo verás a una mujer rogándote para que la dejes en libertad, pero no deberás hacerlo, porque son seres maléficos, si la desatas, te llevará con ella y nunca, nunca volverás.”.

Estuve a punto de caer de hinojos como aquella noche de mi infancia, donde la oscuridad reinaba afuera …. Y adentro.

Conforme fui avanzando, me sumergía más a mis fantasmas del pasado, pero paso a paso, también se fueron anudando uno a uno, en mi mente escuchaba sus gritos de dolor suplicándome que los desatara, pero si volvía hacia atrás, sabía que jess nunca más volvería.

Diversas voces se pronunciaban a mi alrededor.
Los pájaros nocturnos revoloteaban sobre las copas de los árboles.
En frente de mí había un plato de unicel, sobre el cual vacié las croquetas, me levanté y me fui.

Le di la espalda a aquello que un día fui y me negaba a dejar ir.
Los maleficios de la oscuridad ya no tenían potestad alguna sobre mí.

Me detuve para ir apagando una a una, las luces que fui prendiendo a mi paso.

Llegué al phycus del patio principal, volteé hacia arriba y recordé esa noche en la que una Voz Femenina pronunció mi nombre mientras dormía, me guió hacia el patio y me dijo: “No temas jessie, que nunca estarás sola…. Será un varón y deberás protegerlo.”.

Apagué el último interruptor.
Y todo volvió a quedar en oscuridad.

Ya no había voces internas que me hacían débil, sólo había una voz externa que me daba el valor para seguir adelante.

Al subir el último escalón, me asomé por el barandal y pensé:
"Ninguna niña fue tan dulce como tú."

Y detrás de mí, jessie sonreía.

sábado, 6 de noviembre de 2010

Dulce Noviembre.

Jess Rabbit.- Escuché pronunciar detrás de mí a una voz masculina.

Yo me encontraba sentada en medio de la nada.

A mi alrededor sólo había columnas, mesas y sillas.

En frente de mí había un mantel amarillo, agua mineral y varias servilletas.

Entre mis manos había un libro de interés meramente femenino.

Y detrás de mí, estaba él.

Había escuchado su voz y visto su imagen en la televisión, y si bien la transmisión visual me había mostrado al mismo hombre, su imagen era mucho más atractiva en vivo y a escasos pasos.

Titubeé antes de voltear, cerré el libro, miré a mi alrededor y mis ojos se centraron en su figura masculina.

Era tan elegante como Frank Sinatra.

Y tan encantador como él.

“…..something in your eyes was so inviting, something in your smile was so exciting….”

- Frankie.- Respondí yo entre sonrisas nerviosas.

Y así fue como dos desconocidos se nombraron uno al otro.

Entre sus labios mi nombre adquirió nuevos sentidos.

Y también fue entre sus labios que mi piel adquirió nuevos horizontes.

No fue amor a primera vista, simplemente fuimos dos extraños en la misma noche.

Así fue como llegaste a mi vida, Frankie.

Entre rápidas pulsaciones cardíacas, entre risas nerviosas y pueblerinas, entre la alegría del presente y la incertidumbre del mañana.

Y entre un dulce sabor de tinto, un dulce aroma de Dolce and Gabanna y una dulce mirada masculina, llegó a mí un Dulce, Dulce Noviembre.

martes, 2 de noviembre de 2010

Frases salmantinas del bicentenario III.

Él: ¿Gustas clericot?

Yo: Prefiero el tinto al natural, el clericot es para nenas.

Él: ..... tú eres nena......

LA FRASE: Yo no soy una nena, soy una Mujer.

lunes, 1 de noviembre de 2010

362 días con Él.

"There was a game we used to play
We would hit the town on friday night
And stay in bed until sunday."
Just my imagination. The cranberries.

Hubo un quarter back muy conocido en estos rumbos.
Todo el mundo lo conocía como Summers.

Summers era reserva del equipo, y una lesión en el mariscal de campo titular, hizo que Summers dejara las toallas y jugara en el campo.
Aún en contra de todas las predicciones de los conocedores, Summers tenía un gran don para completar jugadas con su receptor derecho.

Todo el mundo sabía que juntos, eran dinamita y hacían estallar las canchas estudiantiles.

Debido a ello Summers ganó el premio al novato del año.
Los doctores decían que el quarter back titular del equipo, duraría 500 días antes de volver a tocar la pelota.
Pero no fue así.
La lesión del capitán del equipo sanó rápidamente y en 362 días, estuvo listo para volver a jugar con su equipo.

El coach le hizo saber a Summers que volvería a ser reserva, pero que no debería estar triste debido a que el premio de novato del año, no le sería arrebatado nunca.

Summers se quedó en los vestidores esa noche.
Volteó a la cancha y recordó sus glorias como quarter back del equipo.
Se dio cuenta de que tenía el don de jugar en algo mayor que en simples reservas.
Pero una parte de él soñaba con haber festejado su juego número 500 en un restaurante clásico de una ciudad vecina.

Cuando la noche avanzó, él seguía en el vestidor, pensando en el día número 500 y en lo que para él significaba haber ido a ese lugar a festejar.

Aún cuando iba en contra de su orgullo, se arrodilló debido a la impotencia, tomó su camiseta con el número 47 en la espalda, y en ella ahogó el llanto que carcomía a su alma.

Esa noche, Summers renunció al equipo.

Desenamorándome.

Corría el año de 1998 acá en el pueblo.

Eran mis años mozos, cuando yo era una tímida joven preparatoriana que hablaba de hombres con mi mejor amiga.

Ella me compartía secretos del mundo masculino y me decía: “Mira jess, debes darte a desear con los hombres, cuando un hombre venga hasta a ti y te diga: “¿Quieres ser mi novia?”, tú le debes responder de manera indiferente: “No.” Y cuando él, apaleado se de la media vuelta, tú le debes decir: "Espera, esperaaaaaa….. todavía aceptas mi respuesta…?””, y al terminar esa lección de vida, ambas moríamos de la risa.

(¿Recuerdas tonta?!!!)


Quizás el fracaso en mi vida romántica se deba a que nunca he seguido el sabio consejo de mi amiga, y nunca me he dado a desear, cuando un hombre que me gusta llega a mí, yo luego, luego, le sonrío y le digo “Quibo!! A dónde y tan solito? Tzzzzz”.

Hace no muchos meses, un amigo de estos mismos lares a quien para efectos de comprensión llamaré Diego (uno nunca sabe quién lo está leyendo jejeje), me dijo: “Oye jess, te late si tú y yo acá trucutrú, chachachá, yomiyomi, uff, aff, fuuu, fiii, wiiii, etc. etc. etc.? Mira, si gustas paso por ti el domingo, vamos al cine, te invito unos drinks a la salida y de ahí vamos al cuarto temático que tú quieras, tú pide nena!!!”, y yo por primera vez en mi vida, bateé cuidadosamente (para no herirlo en su virilidad) una propuesta interesante porque estaba plenamente segura de que quería que mis siguientes movidas horizontales fueran con un hombre que si bien, no fuera el amor de mi vida, sí fuera un hombre por el cual yo sintiera un cariño especial.

Pasaron los meses y llegó el "Hoy" y mientras yo, con toda la pena del mundo y con rasgos de mi anterior timidez, hacía a un hombre a quien para efectos de comprensión llamaré Carlos, una propuesta similar a la que Diego me hizo en el pasado, yo recibía una respuesta similar a la que yo le dí a Diego hace no muchos meses, sólo que sin la delicadeza que yo tuve para con mi amigo local.

Y me di cuenta que me estaba enamorando del hombre correcto pero inadecuado.

Así que con todo dolor de mi corazón, me di a la tarea de desenamorarme.

Hace unas pocas horas volví a ver a Diego de carro a carro, él me hizo la seña de que le llamara por fon y yo sonreí y asentí.

Y en mi celular escribí: “¿Todavía aceptas mi respuesta para ir al cine?”.

Mientras escribo este post estoy esperando la respuesta de Diego.

sábado, 30 de octubre de 2010

Les 7 Doigts de la Main. “La Vie”.

“Divertido, visual, estremecedor y sensual.”
jess para el New York Times. Jejejejeje.

Dicen que cuando una persona acude al Festival Internacional Cervantino para ser espectador de los diversos eventos culturales, en lugar de irse de farra es porque…. Snif…. Está envejeciendo.

Y como dice mi mamufa, “jess en esta vida hay que envejecer dignamente.”.

Así que por cada línea de expresión que aparece en mi rostro, también se palomea una de las 47 cosas que uno no puede dejar de hacer en “la vie”.

La noche de ayer, el Auditorio del Estado estalló en gritos al aplaudir el mejor show circense que he visto en mi vida.

Tenía mi boleto guardado sigilosamente desde hace un mes.
Tenía mi gabardina negra esperando ser usada para esa noche.
Tenía grabada en mi mente un video bajado de internet.

Y debido a que también anoche se presentó Enrique Bunbury en la expo Bicentenario, aumentando considerablemente el tráfico hacia la capital del Estado, estuve a cinco minutos de perderme el primer tiempo del circo venido desde Montreal.

Ya me di cuenta, que en esto de la puntualidad en el Cervantino, me gusta inyectarle adrenalina al tiempo.

Llegamos y frente a nosotros había un telón rojo de fondo a media luz, una cantina minimalista situada en una esquina con el color rojo resaltando en sus asientos, detrás de la barra el cantinero, era el DJ del evento, sentada en una de las sillas, la dama era una hembra fatal vestida deliciosamente en un mini traje negro.

Estando allí, a media luz, me di cuenta de otro mensaje del cosmos para mí.
Después de que he huído toda mi vida del color rojo, porque creo que es muy fuerte para mí, todo este año he tenido un contacto visual con él en más de una ocasión…. Primero el Moulin Rouge, después el Distrito Rojo y ahora este telón y esa cantina minimalista.
Un increíble collage de ideas vino a mi mente.

A la tercera llamada emerge de entre el telón una figura masculina con detalles femeninos en sus ojos y envuelto en un traje blanco.

En un español perfecto, nos hizo saber a todos los allí presentes que… estábamos muertos. Ja!

…. Y seguramente ahí debía ser el paraíso porque los artistas canadienses estaban de mmmmm ….. jejejeje.

El tema puesto en escena fue la vida, ya saben, no hay otro rubro más artístico que haga reflexionar al auditorio que …. Ese mismo… “La vie.”.

Y causa de ello casi me estampo en carretera mientras iba pensando en Mi vida, ja!.... pero recordé que ardilla venía atrás y mamufa a mi lado, así que decidí recapacitar acerca de mi existencia en otro momento jejeje.

Volviendo al show, de entre notas deliciosamente acompañadas de sonidos lounge, surgieron contorsionistas que nos deleitaron con sus movimientos y acrobacias.

El guía del show realmente tiene un don para hacer reír al público.

Dato muy curioso es que aprendió también argot mexicano: “Pinche vieja loca” (y juro que no me estaba viendo a mí jajaja), “A la chingada” (de veritas que no me estaba viendo a mí), “Amar es follar con la misma mujer más de un mes” (snif… tampoco me miraba a mí….), “… después de todo, el infierno o el paraíso son simples creencias, lo importante es que estamos aquí, VIVOS, así que salgan y sean felices, cojan!, y disfruten la vida”. (Me vale que no me estuviera viendo a mí, yo sí le haré caso! Jajajaja).

Después de dos horas de bailes increíblemente sensuales y figuras increíblemente estéticas, salí de ahí increíblemente horny.

Al momento de salir, mis hermanos y yo decíamos:
- ¿¿¿Se imaginan cómo cogen esas personas???
- Realmente, quisiéramos tener una gracia en la vida…. Snif….
- La músicaaaaa!!!!! Tenemos que venir el año entrante!!!

Sí, claro que asistiré el año entrante.

Y asistiré vestida de rojo.

Porque después de todo, así DEBE ser la vida…. Divertida, Visual, Estremecedora y … Sensual. ;)

De regalo, el link del acto con el que se cierra el show.

Enjoy it!

martes, 26 de octubre de 2010

Bajo la Luna de Octubre.

(Hace unos instantes)

- Dime un secreto tuyo que nadie sepa.- Le dije a él en tono de coqueteo.

- .... no es algo de lo que esté orgulloso.- Me respondió de manera franca.

- Bueno.... los secretos... generalmente son hechos de los que no estamos orgullosos.- Respondí mientras veía la fecha en mi lap.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-

Qué iré a hacer con mi memoria, tan aferrada a recordar con especial ahínco, las efemérides personales.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-


- ¿En qué momento te perdí?.- Le dije.

- Oh vamos, nunca me has perdido, tienes mi teléfono y sabes perfectamente que siempre estaré para ti.- Dijo él esbozando una sonrisa sincera.

- ¿En qué momento te perdí como hombre?.- mascullé viendo hacia abajo.

- ¿Realmente quieres saberlo?.- Me dijo él inclinándose hacia otro lado.

- Por favor.- le respondí yo.

- Cuando te busqué como hombre y no estuviste para mí como mujer.- Dijo secamente él.

- Cuándo sucedió eso?!?!?!.- Contesté exaltada.

- Ni siquiera eres capaz de recordarlo…. – Dijo él moviendo negativamente la cabeza.- ¿Recuerdas cuántas veces te dije que te veías increíblemente hermosa y parecía que yo le hablaba a la nada? ¿Recuerdas todas las veces que te hice una invitación a fugarnos un fin de semana y tú pensabas que yo bromeaba? ¿Recuerdas las veces que yo te llamaba por teléfono y tú colgabas por recibir llamadas de alguien más?.- Decía él con lágrimas en sus ojos.- No, estoy seguro que no lo recuerdas, pero yo sí. Yo te adoraba Lidia, realmente te adoraba.

- …. Pero así era nuestra relación, y tú lo sabías….- Dije yo en tono de defensa propia.

- ¿En qué momento una de las reglas fue perder la cortesía? Yo sabía que ambos teníamos una vida propia, era imposible no tener a alguien más con distancia de por medio, ¿pero en qué momento dejé de ser atractivo para ti?, de hecho, ahora que lo pienso creo que ni siquiera fui atractivo para ti alguna vez…

- No es verdad.- exclamé agitada buscando sus ojos cafés.-

- …. De cualquier manera, ya forma parte del pasado.- dijo él secando sus lágrimas con los puños de su sudadera.

- ¿…. Del…. Pasado?.- Pregunté afligida.

Él volteó, sus ojos vidriosos brillaban intensamente, su mano derecha acarició mi mejilla y me respondió: “Me perdiste como hombre, pero siempre estaré para ti como amigo.”.

.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

Oh sí, los secretos son generalmente hechos de los que no estamos ni nos sentimos orgullosos....

... pero que nos hicieron infinitamente felices.

domingo, 24 de octubre de 2010

Antes del Amanecer.

La casa paterna todavía sigue teniendo las construcciones originales que le dieron forma.

Como toda casa antigua, tiene un vestidor contiguo a la recámara principal donde están los clósets, y en su tiempo, las cajoneras.

Para acceder del vestidor a la recámara contigua había una grada de piedra.

Mamufa solía colocar el burro de planchar en el vestidor y yo solía sentarme en la grada de piedra y recargarme en la pared mientras veía a mamufa planchar y yo hacía mi tarea.

- ¿Qué estás escondiendo jessie?- Dijo ella esa noche al observar que me portaba nerviosa y escondía una libreta al fondo de mi mochila.

- Nada mamufa…..- respondí dubitativamente.

Mamufa colocó la plancha a un lado, se acercó a mí, y esculcó mi mochila, encontrando al fondo un examen de ortografía doblado con un 7 de calificación.

- ¿Por qué no estudiaste tus palabras? – dijo mamufa en tono alto, mientras yo veía el suelo.

Sólo hubo silencio de mi parte.

- Mírame cuando te hablo, tienes la capacidad de sacar un diez y no lo haces porque te la pasas viendo la televisión y jugando en lugar de estudiar, estás castigada y no podrás jugar con tus muñecas ni con el nintendo en toda la semana.-

Mientras mamufa decía esto, volvía a su posición original atrás del burro de planchar, y las lágrimas brotaban de mi rostro.

- Tú siempre me regañas.- le dije yo con mis ojos rojos.

- No, no siempre, sólo cuando no estudias.- dijo ella viéndome fijamente.

- Lo que pasa es que tú no me quieres.- dije en tono de chantaje yo.

- Dí lo que quieras, pero estás castigada.- contestó mamufa.

- Como tú no me quieres, esta noche, mientras duermas, voy a agarrar mi ropa y me voy a ir de la casa.- respingaba yo entre lágrimas de cocodrilo.

- Bueno, me mandas una postal.- me dijo mamufa entre risas.

Dentro de mí creció una indignación al ver que mi mamufa no me creía capaz de irme de la casa a buscar mejores suertes, lejos de castigos y tareas, pero en mi mente ya tenía todo planeado, sabía dónde estaba la llave de la puerta, y tenía unos ahorros que me permitirían sobrevivir hasta encontrar un nuevo hogar, lo único que necesitaría sería una colchita extra y muchos calcetines, me llevaría mi vestido favorito, mis jeans, tres playeras, mis tennis y mi pato Donald, sólo necesitaba despertar a las 4 am cuando todos durmieran, no hacer ruido al empacar y salir de la casa antes del amanecer.

Ya me veía yo como esos vagabundos de antes que cargaban sus posesiones en un bulto atado a un palo de escoba que se cargaba en el hombro.

Mi plan era perfecto.

Pero no conté con que iba a dormirme de largo y me levantaría hasta las siete de la mañana, hora en la que mamufa ya estaba despierta y preparando nuestros uniformes.

- Buenos días jessie.- dijo ella.- Corre para que llegues a tu escuela a tiempo.

Algo dentro de mí sonrió hacia mamufa y le perdonó que me hubiese castigado, decidí darle una segunda oportunidad para valorar mi compañía y mis méritos estudiantiles, porque…. Después de todo, siempre habría más noches por delante para poder llevar a cabo mi plan de huír de casa antes del amanecer.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Con estos aires.

Esa noche de invierno tocaron la puerta de la casa que me vio transformarme de adolescente a mujer.

Mamufa abrió la puerta y entre una chamarra enorme y una bufanda, divisé a la figura de mi abuelo materno.

Entró rápidamente y se resguardó de la ventisca.

Se sentó en un sofá-cama que había sido último modelo hacía muchos años ya.

Los resortes del viejo mueble rechinaban mientras sentían el peso del cuerpo de mi abuelo.

Se quitó la bufanda y le entregó a mi mamufa una bolsa de pan.
Había bolillos y pan de dulce.

Mamufa tomó un pocillo y puso a hervir agua en la estufa.

Lavé unas hojas de naranjo que teníamos guardadas, para preparar té.

Mamufa le acercó a mi abuelo unas mandarinas y cacahuates que había comprado en el mercado esa mañana.

El abuelo dijo que no tenía hambre, siempre decía –y a la fecha lo sigue diciendo- que no tenía hambre y que teníamos que cuidar el dinero.

Mamufa dejó a su lado los alimentos colocados.

Comenzaba a helar y me abrigué con una sudadera vieja y desgastada que tenía.

A lo lejos, se escuchaba pasar al tren.

El tic-tac del reloj llenaba los largos silencios que había entre mi abuelo y su hija.

- Ya llegó el invierno, Chava.- Decía mi mamufa.

- Hay que abrigarse.- Contestaba él sin mostrar emoción alguna en su rostro.

- Cómase las mandarinas y los cacahuates.- Respondía ella.

- Dáselos a jess, mira qué flaca está (Ese abuelo siempre tan gracioso, jum!!!).-

- Está castigada, Reprobó Física.- Dijo mi mamufa lanzándome una severa mirada.

- Hay que estudiar muchacha, las ingenierías son las carreras del futuro, tiene que gustarte física.- Me dijo mi abuelo mientras comenzaba a pelar una mandarina.

- Sí abuelito…..- Respondí mientras veía el suelo y frotaba mis puños para calentarme.

- Qué iremos a hacer con estos aires…- Dijo mi mamufa mientras escuchaba la ventisca propia de la estación.


Afuera las furiosas ráfagas de viento azotaban las ventanas y rugían estridentemente.

En la estufa el agua hervía y burbujeaba alcanzando el grado de ebullición.

En frente de mí, los resortes oxidados del viejo sofá cama emitían quejidos cada vez que mi abuelo cambiaba su posición.

En la mesa del comedor, la bandeja del pan permanecía inmóvil.

En el interior, el miedo que me producía la furia del invierno se contraponía al calor que me brindaba una sudadera descosida y el té de naranjo que mamufa preparaba para el abuelo y para nosotros.

lunes, 18 de octubre de 2010

Entre Mujeres.

Y entonces todas quedamos calladas.

Quienes son felizmente casadas se miraban entre sí, quien es felizmente divorciada movía negativamente la cabeza, quien es felizmente novia y partidaria de la unión libre sonreía, y el resto, las felizmente solteras veíamos hacia otro lado.

- ¿Qué tan importante es para una mujer el hecho de que un hombre te demuestre que piensa continuamente en ti?

La respuesta es: Realmente importante.

Digo, yo quisiera que no fuera así, yo quisiera que mi estado de ánimo no cambiara drásticamente si un día de la nada, alguien me llamara y me dijera “Estaba pensando en ti.”, quisiera no alegrarme por eso, quisiera ser totalmente independiente a mis emociones, pero no puedo, ninguna de las ocho mujeres que estábamos ahí sentadas con una hamburguesa hawaiana en frente y una cerveza oscura a un lado, entendíamos la imperiosa necesidad de las mujeres de sentirse -parte de-.

A lo que me pregunté esa noche: “¿Pasa lo mismo con los hombres?”, ¿Se alegran al recibir un mensaje, una llamada o una visita furtiva sin previo anuncio?, ¿Sienten un vacío cuando simplemente no damos señales de vida?.

- Estos cigarros están hechos a base de tabaco negro.- Dijo K – y la mejor parte de todo es que cuestan veinte pesos en cualquier oxxo.

- No soporto a mi suegra.- Dijo G.- Se mete en todo y quiere siempre ordenar en mi matrimonio.

- ¿Qué mujer quiere realmente a su suegra? – Risa de todas.-

- Hay que aprender a valorar la soltería.- dijo V.- Quien ha aprendido a ser feliz sola, está lista para ser feliz en pareja.

- En corto me voy sola de vacaciones.- anunció A.- Quiero estar un rato a solas para encontrarme a mí misma.

- ¡¡Me leyeron la mano y me dijeron que era una interesada!!- exclamó R.-

- ¡¡Estoy que muero por jugar en las maquinitas del casino!!.- Exclamó MG.-

- No importa que sea gay, es el máximo estereotipo de estética masculina que hay hoy por hoy en el planeta.- Comenté yo.-

- Qué onda chicas!! ¿Cuál es el plan para el sábado?!!.- Dijo enjundiosamente K.

Al finalizar nuestro encuentro semanal nocturno junto a ellas, me di cuenta que el hecho de ser femenina y mostrar interés por “cosas de mujeres”, no me denigra ni me hace débil, no me hace menos fanática del soccer, ni menos capaz en mi trabajo, no me hace más superficial o más idiota, simplemente, me hace sentir más completa.


- Yo este sábado voy a un evento de tango en el Cervantino.- les hice saber.

Tango, un sonido tan deliciosamente del Sur… casi tan delicioso como él.

Ojalá piense continuamente en mí, así como yo en él.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Letssssssssssssss Play!

"Es la hora de la hora...."
Xuxa.

Okay ladies and gentlemen, jejeje.... después de casi tres años de vida blogger aprovecharé para realizar el primer juego de interacción virtual con mis lectores, donde obviamente quien haya puesto más atención a mis posts será el (ora sí que) "virtual ganador" de..... un auuuuuuuto!! jajajajaja, nah qué, será el ganador de una postal de Praga.

Enseguida las reglas.

1.- Todo lector de "under the same sky" tiene derecho a jugar.
2.- Al azar y sin seguir un orden específico (gente feisbuquera, la chapuza, acusa!! así que porfas sin trampas!!) las mejores pics de mi viaje y ustedes tienen que adivinar qué Ciudad de todas las que visité fué.
3.- Quien tenga más aciertos, me pasa una dirección o un apartado postal y le haré llegar su premio.

Así que...... juguemosssssss!!!!

Palacio de Versalles, París.


Viena.


Carretera de Suiza.


Berlín.


Viena.


Catedral de San Vito, Praga.


Berlín.


Berlín. Potsdamer Platz.


Venecia.


Casa de la Ópera, Viena.


Vaporeto de Venecia.


Amsterdam.


Zurich.


Praga.


Catedral de San Marcos, Venecia.


Presa de Berna.


Berlín.


Praga.


Brujas.


Torre Eiffel, París.


Venecia.


Praga.


Berlín.


Venecia.


Praga.


Venecia.


Puerta de Brandemburgo, Berlín.


Campo de concentración, Berlín.



C'est Fini!
Okay, tienen de aquí a las 24:00 horas del sábado para dar sus respuestas.
;)

martes, 12 de octubre de 2010

C'est Fini!

Y cuando menos lo esperas, estás en el lobby del hotel despidiéndote de todos, deseando la mejor de las suertes, intercambiando mails, prometiendo que algún día visitarás Sao Paulo, abrazando efusivamente y deseando de verdad que algún día, alguna otra coincidencia de la vida, nos vuelva a reunir.

Yo estaba de pie, exhausta físicamente, despeinada, con mis maletas a un lado….

Afuera el astro rey brillaba por su ausencia, pero no hacía falta la luz natural….. el verdadero encanto de París es nocturno, ahí a quién le importa el genio de los parisinos, cuando tienes los Campos Elíseos iluminando las glorias pasadas de los franceses.

Fmi y yo subimos a nuestra habitación, recolectamos los últimos centavos de euro que teníamos y decidimos salir a caminar la última noche que nos quedaba en Europa, en búsqueda de un McDonalds que nos permitiera cenar lo único que nuestro capital nos podría proporcionar.

Pero del París glamouroso, en esa orilla de la Ciudad donde nos encontrábamos, no había el menor rasgo.

Fmi y yo comenzamos a caminar tratando de recordar alguno que vimos al inicio del viaje, y en una parada de autobús vimos a una mujer….

Fmi: Excuse me, do you speak spanish?

Señora desconocida viéndonos con un, hasta entonces inexistente, increíble brillo en los ojos: Ssssssssíiiiiiiiiiii!!!!!! De dónde son ustedes?

Fmi: Ah pues de México.

Señora desconocida: Ayyy yo también!!!!!!!!!!!

jess: ¿De qué Estado es usted?

Señora desconocida: De Nuevo León, soy de Monterrey!!!!!!!

Fmi: Ahhhh está de vacaciones también?

Señora desconocida: No, yo ya tengo tres años viviendo aquí.

jess: wórales!!! De verdad?

Señora desconocida: Sí, primero me vine yo sola a probar suerte por seis meses, luego conseguí empleo y fue cuando me traje también a mi esposo, pero cuéntenme!! Qué dice el país!!!!

Fmi y yo nos dimos cuenta del increíble lazo que une a las personas con la tierra que los vio nacer, al punto de que esa señora se regocijaba al ver a dos desconocidos por el simple hecho de ser de igual nacionalidad que la de ella, casi, casi nos quería abrazar para sentir que abrazaba no sólo a dos cuerpos, sino a su propia Nación, a aquello que dejó atrás y aquello a lo que seguramente, no volverá.
Fmi y yo moríamos de hambre y cansancio y no sabíamos cómo decirle amablemente a la señora que teníamos que irnos a cenar antes de regresar a hacer maletas y preparar todo para el regreso.

jess: Todo está bien por allá con las salvedades pues que todos conocemos… Nosotros somos de Guanajuato! Ya mañana regresamos…

Fmi: Muy bonita Europa!!!!!

Señora desconocida con un tono nostálgico: Sí…. Es linda….

Y en ese momento recordé a un adolescente que conocí en el Barrio de la Boca, quien nunca había estado en este país y alegremente se despedía de mí diciéndome: “Como México, no hay dos!!”.

Fmi y yo nos despedimos de la señora desconocida, quien nos indicó cómo llegar al lugar que nos encontrábamos buscando, y la vimos alejarse de la misma manera en que nos comenzábamos a alejar del viejo mundo.

Entramos al McD, compramos un par de hamburguesas y unas papas para ambos, con sólo una bolsita de cátsup, deberán saber ustedes que por hamburguesa, sólo tienes derecho a un sobre de cátsup o de mostaza, si quieres una más, debes pagar cincuenta centavos de euros…. :/

Nos sentamos, vimos a un lado de nosotros a un grupo de adolescentes parisinos hablando sabe Dios de qué, en la radio comenzó a sonar una rola en francés, y Fmi me dijo: “Esa rola es de Ximena Sariñana.”….. no lo dudé un segundo, porque aunque fuera cantada en francés, sonaba perfectamente al estilo de Ximena… así, tranquilo, melancólico…

Y mientras comíamos comida americana en tierras europeas, Fmi y yo sabíamos que el viaje había llegado a su final.