domingo, 25 de marzo de 2012

La Bestia.

"Entre la bella y la bestia, no hay superioridad; su olor atrae a la ciencia, su carne al predador."
Miguel Bosé.

Era aquella edad dorada de la inocencia, cuando mi abuelo paterno llegó sin previo aviso a la casa paterna.

Yo, que casi no convivía con él, sentí mucha curiosidad al verlo bajar de las escaleras.

Y ví que traía entre sus manos a un gallo.

He de decir que es el gallo más feo que he visto en toda mi vida.

Era un gallo obeso, de esos que en alguna época gloriosa de su vida fue de pelea, sus ojos estaban siempre rojos, y tenía doble cresta.

Francamente me daba asco.

Pero... era un regalo del abuelo que en nuestra infancia nunca nos dió nada.... Sólo ese asqueroso gallo de pelea.

Escuché que le decía a mi papá que lo había llevado porque era un gallo muy macho, para que "pisara" a nuestras gallinas del corral.

Mamufa nunca vio de buen gusto a ese gallo, porque nuestros gallos y gallinas realmente vivían tranquila y campiranamente, no necesitaban de un gallo de mala muerte, por mucha fama de muy macho que tuviera.

Nuestro abuelo echó a su gallo a nuestro gallinero, y se fué.

Mi sis y yo vimos con gran indignación cómo esa bestia llegó, y a los tres gallos bonitos que teníamos, luego, luego les echó bronca, su cresta se le infló y sometió a los otros tres gallos.

Cada vez que un gallo andaba tras una de las muchas gallinas del corral, la Bestia se encabronaba y le salía al quite al pobre gallo para impedir que siquiera tocara a la gallina.

Todas las gallinas eran intocables para los demás pobres gallos.

Un día, mi sis y yo fuimos a darles de comer a las gallinas al corral, mi sis se agachó y la Bestia Emplumada se esponjó y atacó a mi sis a picotazos, yo paralizada y llena de terror, fuí corriendo con Mamufa a acusar a la Bestia.

Mamufa que no soportaba más a la Bestia, agarró una escoba y fue corriendo al corral mientras decía: "Ah no! Esto sí que no lo voy a permitir!!"

Llegó al corral, y con su escoba le puso una santa chinga a la Bestia delante de la expectación de gallos y gallinas, todos vieron cómo la Bestia aún cuando le salió al ataque a Mamufa, recibió escobazos en su lomo.

Mamufa tomó entre sus brazos a su pequeño roedor que seguía llorando, y yo ví cómo la Bestia fue a esconderse a uno de los botes donde las gallinas empollaban.

Duró metido en esos botes tres días enteros, no salía ni para tomar agua, y cuando el hambre lo hizo salir a querer seguir siendo la Bestia, los otros tres gallos pueblerinos, que vieron que no era invencible ante los madrazos, se le pusieron al tú por tú, dejándolo nuevamente puteado adentro de los botes de las gallinas.

La Bestia nunca más volvió a tocar a ninguna gallina.

Envejeció en una semana lo que no había envejecido desde su llegada.

Papufo, que nunca supo de ese episodio entre la escoba y la Bestia, le dijo a mi abuelo que le había llevado un gallo moribundo, porque ya se había tirado a esperar la muerte dentro de un bote.

Mi abuelo llegó rápidamente al corral para ver a su Macho reducido a un gallillo cualquiera, sin chiste alguno, minimizado por todos los demás.

Lo sacó como pudo del bote, y mientras se lo llevaba decía:
"No sé cómo le pasó esto!! Si era un gallo muy macho!!!"

Después de que se llevaron a la Bestia, el corral volvió a ser el mismo lugar equitativo de toda la vida, pero ninguna gallina volvió a empollar en el bote donde la Bestia fue sometida de manera justa por sus Depredadores.

8 comentarios:

Ardilla... dijo...

En mis recuerdos fui yo quien golpeó a la Bestia y tuvimos encuentro de lucha libre y se retiró pidiéndome perdón y sin un ojo. Qué no pasó así??

Alfonso dijo...

Buuu pobrecito gallito, no veo la moraleja de esta historia, neta no la veo...

pez dijo...

creo que la bestia es la que le tendió la mano a manera de saludo a Acosta Naranjo, cuando el protocolo indicaba que no lo hiciera, jajajaja

por suerte para acosta naranjo, éste último resultó ser no tan bestia

Pablo J dijo...

Buena anécdota. Me hizo recordar un post de los inicios de mi blog sobre un gallo, solo que muy distinto.

Que tengas un buen día.

Barbie Kundera dijo...

Que bien volver a leerte.

Un abrazo de paz

Sergio DS dijo...

No todas las bestias tienen idéntico final, algunas logran seducir a la bella... http://superehore.blogspot.com.es/2011/05/la-bella-y-la-bestia.html

Bien relatado, un placer.

Mr. Zeus dijo...

Me gustó tu relato, de alguna forma esa historia se aplica a otras cosas. Caray me desaparezco del blog un tiempo y ya no sé ni como usarlo jajaja

jess dijo...

Ardilla, ammmm.... sí..... tu memoria es muy apegada a la realidad .... la mía no. jejejeje
Abrazo tonta!!!


chiquitín, pobrecito?!?! jaaa era un monstruo!!!! y búsquele, búsquele!! claro que tiene moraleja ;)
Abrazo!


Pez, fíjate que yo no estuve de acuerdo con eso.
Lo cortés no quita lo valiente.
Y antes de protocolos mamoncitos, está el ser educado.
Besos virtuales!!!!!
Muuuuuaaaacccccccckkkkkkkkkk!!!


Pablo J, hey! gracias por tu visita! veré si encuentro la historia en tu blog ;)
Un abrazo!!


Nena Kundera, la inspiración es algo que cada vez se me da menos :)
Un abrazo de paz también para ti.
:)



Sergio DS, es lo increíble de las historias, nunca se repiten ;)
Paso a leerte!
Muchas gracias por la visita!
Un abrazo!!!



Ragazzo, jajaja yo me quedé igual, así de WTF!! Cómo le hago ahora para publicar!! jajaja... y sí... se aplica en muchas cosas de la vida ;)
Un abrazo!!!!


Grazie Mile por sus comens!!!