lunes, 23 de abril de 2018

La chica NBA

Tenía yo 13 años cuando comencé a interesarme por el basquetbol.
Eran épocas doradas de la NBA.

Jamás he vuelto a ver que hubiera una afición tan grande por el baloncesto como cuando los inolvidables Toros de Chicago eran liderados por Michael Jordan y entrenados por Phil Jackson.
Scottie Pippen, Deniss Rodman, Steve Kerr, el croata Kukoc.

Pero yo admiraba a, el en ese entonces, el máximo anotador de triples de toda la historia: Reggie Miller y sus Pacers de Indiana; así como al equipo bicampeón durante el primer retiro de Jordan: A mis Rockets de Houston, liderados por el nigeriano Hakeem Olajuwon, el chino Sam Casell, el brillante Clyde Drexler, Mario Ellie..... era épocas netamente de "seguir tus impulsos y obedecer a tu sed", tomar un Sprite bien frío mientras veías los play offs.

Veía los partidos con tanta pasión, que al día siguiente en la escuela, sólo buscaba a compañeros que hubieran visto también esos juegos con la misma euforia que yo, para comentarlos y hacer de esas épocas escolares, una actividad menos árida y más divertida.

"Eres una mujer muy divertida, jess", me dijo él, el viernes por la noche, mientras veíamos semi desnudos y tomando cerveza y whisky, el partido de Pacers contra Cavaliers.

"Me encanta poder compartir contigo estos momentos", me decía mientras acariciaba mi piel desnuda.

Los dos disfrutamos ver juntos ese partido, sobre todo porque Lebron James perdió por dos puntos después de ir arrasando por quince puntos de diferencia.

¿Era la euforia de nuestra afición por la NBA lo que hizo inolvidables aquellas noches de play offs?
¿Eran nuestras épocas doradas aquellos momentos de hacer el amor mientras en la televisión sonaba de fondo un partido de basquetbol?

¿Era yo aquella adolescente convertida en mujer que aprendía de memoria jugadas, equipos, estrategias perdiéndome entre los brazos y la manera en que él me atraía hacia sí?

¿Era yo esa mujer extraordinaria, divertida, culta y propositiva que él aprendía a amar durante los viernes por la noche?



3 comentarios:

Pablo Carrillo dijo...

Época gloriosa de la NBA en México, cuando empezamos a conocer el mundo de una manera popular!!

jess dijo...

Jamás volverá otra época así de gloriosa en la NBA, sólo nos queda esperar el siguiente Dream Team :)

Pablo Carrillo dijo...

Y en la espera, sigamos recordando!!!