viernes, 28 de diciembre de 2007

28-12-2007

Eran dos jóvenes recién egresados de universidad.
Diferentes ciudades de residencia.
Diferentes personalidades.
Diferentes gustos.
Diferentes manías.
Diferentes pasatiempos.
Signos zodiacales incompatibles.

Eran muy pocas cosas en común, pero de ahí nacía lo genial de dicha relación.

Sólo que ella llegó demasiado tarde al mundo de él.

Después de él, ella ha vivido más aventuras inolvidables al lado de otros hombres.
Pero ninguno tan incompatible como él.

Muchos dicen que esas experiencias te hacen madurar o te perfeccionan.


Mientras tanto, una parte de ella, se perfeccionó, maduró, se acopló…. O simplemente se desgastó.

Hoy mis silencios internos, son dedicados para ese chico tan diferente a mí.

3 comentarios:

Nerdest dijo...

si =(
y a veces piensas que nunca vas a encontrar a una persona igual, y piensas que nunca más volverás a ser feliz, porque, cuando el amor se siente así por alguien, el corazón sigue latiendo por esa persona aunque ya no esté, y todo nos recuerda a ellos u_u


saludOs! buen blog :)

jess dijo...

Algo así....
Espero que pronto no sea más que un lindo recuerdo.

Gracie Mile por el comentario!!!

Monsieur Mareo dijo...

2. PREGUNTA = ¿YA ES UN LINDO RECUERDO?