lunes, 14 de enero de 2008

De flirteos y cosas peores

Como es de conocimiento popular, siempre que un hombre trata de hacer alarde de gallardía o técnicas piratas bajadas de discovery chanel para iniciar conmigo el llamado flirteo, la última en darse cuenta de dicho suceso es la suscrita (o sea yo merita).

Ahora va la versión 9747 de “Cómo no flirtear con jess” que acaba de sucederme el fin, y por la cual entiendo que voy a permanecer soltera 4ever and ever.

Iba yo por la principal calle comercial y social de mi ciudad de residencia el viernes a las 5:00 pm con destino a la gasolinera de preferencia, cuando en el semáforo anterior me tocó alto, y ps ya saben que yo como toda conocedora musical traía de fondo “Héroes del Silencio”, y dije ps ingue su, que desquite sus bocinas esta madre y que aumento su volumen a todo lo que da, y ps la clásica mujer que cree que su automotor es la versión económica del karaoke, ahí estaba sintiéndome Bunbury versión femenina, cuando de repente yo con todo mi show y ambiente, y obviamente vidrio abajo, ví de reojo que el copiloto del carro de mi lado izquierdo estaba haciendo algún tipo de señas, como imitando mi súper estilo al sentir el ritmo y demás, y que me encabrono y pensé este grosero, y me hice un poco más adelante en lo que se ponía verde el semáforo, acto continuo el vehículo en mención también avanza y se pone a mi altura (primer sentimiento de “Este chico estará tratando de flirtear conmigo? Naaa, no lo creo, quieren escuchar de cerca la mega rola que traigo puesta), obviamente yo ni volteé porque tampoco quería que pensara que le estaba dando entrada (a las 5 pm jaaaaaa), total que delante de mí iba un camión horriblemente enorme que iba como a 30 km/hr, y yo dime mtaaaaaa, lo bueno que la gaso ya está enseguidita, y los chicos ps iban en el carril de alta velocidad, así que tarde que temprano tendrían que rebasarme, así que cuando lo hicieron me pitaron (segundo sentimiento de “Me estarán llamando a mí?”, pero obviamente que no voy a voltear cuando alguien usa su claxón, qué mal gusto de lo más guarín), y yo seguí a mi camión enorme, sin pasar por alto que al momento de rebasarme no sé qué señas hizo el copiloto, y poder observar que se metió al carril de baja adelante del camión enorme que iba delante de mí y se puso con intermitentes en la primer parte del acotamiento derecho que pudo, peeero para su mala suerte (ddddeeeeaaaaaa) eso estaba como 20 Mts después de mi entrada a la gasolinera, a lo que dije, bueno Ciao, baaaay, y me fui a llenar mi tanque….. y como toda buena mujer, en 7 meses no había revisado ni una vez el aire de las llantas, así que le dije al buen señor que siempre me atiende y que comprende que no sé nada de mecánica ni física de primer grado, “Le checa el aire porfas que esté a mmmmm…….. treinta?? Usted cree que deban estar a treinta? (PD.- No sé qué sea eso de 30 jajaja), y me respondió cortésmente y como todo buen conocedor, “sí, a 30 está bien este carro”, y en lo que checaba todo eso escuché una voz a mi lado derecho que me decía “Sí amiga, te queríamos decir desde hace rato que tus llantas se veían muy bajas”….. y yo me saqué de onda y que volteo… y oh surprise!!! Eran los chicos del boulevard, y pensé “jess eres una tarada, tú pensando que quieren flirtear y estos chicos de buenos sentimientos cívicos y morales únicamente estaban preocupados para que no me sucediera un accidente”, así que instantáneamente cambió mi status de “ay suerte con tu vida eh?” a “no maaaanches, qué buen plan, qué onda, qué hacen por la vida”, y entre los comentarios de: “Oye niña qué buena música traes, o sea, Héroes no cualquiera, se ve que tienes buenos gustos, qué onda, a dónde te diriges, estás bien bonita, cómo te llamas, te invitamos a una party, ahorita parquéate en la 15 con 17 para decirte dónde va a ser el reven de la noche” (lapso durante el cual mi neurona de flirteo hacia mí volvió a encenderse una que otra vez, al tiempo que la apagaba enseguida mi neurona de negación que es la más grande que tengo en todo mi cerebro jajaja), y yo dije, no ps se ven buena onda, no sé cómo llegaron a mi lado tan pronto, pero va que va, a la gorra ni quien le corra jajaja, así que me dispuse a pagarle al buen señor que me atendió en la gaso, sin que al final de recibir la lana me dijera en voz baja: “Sus llantas andaban y se veían bien de aire ehhh?”, a lo que yo reaccioné inmediatamente y pensé: “O sea que el comentario cívico que me dijeron estos groseros, era acaso sólo el pretexto para comenzar la comunicación?”…………………………………………………………….
Posibles Respuestas.
a) Claro que sí tarada, así o más wey.
b) No para nada, a lo mejor su perspectiva era de que las llantas sí estaban bajas.
c) Tírate a un pozo.... lleno de sheve jajaja.

Así que decidí parquearme en el punto que habíamos quedado, intercambiar id’s, disculparme por no poder asistir a su party porque tenía examen al día siguiente….. y decidir que todo hecho en la vida, siempre tiene una moraleja.

Moraleja.- Piensa mal, y acertarás.

5 comentarios:

Klandestino dijo...

Pero alimentan el ego, no?

Jana Suro dijo...

Ay, Jess!!!! Gajes del oficio. Buena anécdota. Es mejor aplicar la violencia directa: ante la primer insinuación o acción para llamar tu atención, velos fijamente, sonríe sarcásticamente y entonces.... no, no es cierto.
La verdad es un rollo aparte. La moraleja me parece acertadísima. Mala suerte el examen que se atravesó, jejeje.

Un abrazo.

jess dijo...

Ah no, muy cierto Klandestino, eso que ni qué, creo que omití escribir que alimentaron mi ego, tan es así que ya hasta estoy amarrando una salida con el conductor jaja.

jana s., tendré que utilizar la de fatal femine a la siguiente, te diré cuál tuvo mejor resultado amiga! jaja. Y por lo del exa, no hay bronca, ya me buscó para ir al cine y a pistear, sólo falta concretar día, ya les diré luego qué tan interesante es el chamaco.
;)

Saludoxxx!!!!

Monsieur Mareo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Monsieur Mareo dijo...

11. EL AIRE CONTENIDO EN LAS LLANTAS SE MIDE EN LIBRAS POR LO QUE 30 REFIERE LA CANTIDAD QUE REQUIEREN LAS DE TU AUTO