viernes, 27 de marzo de 2009

Princesa Duende.

El dato más conciso que tengo de la primera imagen que recuerdo de mi progenitor, es el tamaño de su barba.
Usaba la barba casi tan grande como la de Fidel Castro.
O al menos, a mí me parecía en ese entonces, que medía enormidades.

Yo tan enana (en ese entonces, en ese entonces, ahora cof cof, soy tan alta como una modelo brasileira cof cof jiji, alábate burro dice el dicho) alzaba mi vista y lo primero que captaba era el cúmulo de pelos sobre y bajo su quijada.

Un día, al despertar fui hacia su encuentro y lo vi totalmente rasurado…
Es una imagen que me cayó como balde de agua fría.
Porque cambiaba drásticamente los rasgos faciales de él, y no consideraba que aquel hombre fuera mi papufo.

Supongo que él vio mi expectación y mi gesto boquiabierto, porque me dijo: “Quieres saber un secreto?”, yo asentí y me dijo, “Ven, siéntate aquí conmigo, Sabes? Hay duendes en esta casa, anoche mientras dormía sentí que me jalaban, y ví a los duendes quitando mis barbas y llevándoselas consigo, corrí tras ellos, pero ya fue imposible alcanzarlos y ahora quedé así.”.

Si tenía ojos enormes de la expectación al verlo “rasurado”, los abrí todavía más al saber que había gentecilla habitando mi casa….. así que me dí a la tarea de buscarlos para exigirles que me devolvieran la barba de mi papufo.

Ni Sherlock Holmes inició una búsqueda tan intrépida como la mía, inicié tareas de pesquisa por cada rincón habido y por haber en esa casa llena de posibles escondites para duendes.

Encontré enterrado en los jardines todo tipo de cachivaches, monedas viejas, corcholatas, envolturas de dulces, fierros oxidados…. Arranqué pasto, escarbé tierra…. Estaba segura que había un pasadizo secreto que me condujera al mundo de los duendes, pero parecía que ellos eran más listos que yo y no dejaban rastro alguno de su lugar de procedencia.

Y entonces, sucedió.

De repente tuve la visión.
Claro!!
Ahí estaban todo este tiempo!!
Tonta yo que quería encontrar seres mágicos en un mundo real.

Los duendes se vuelven invisibles, y por eso mi papufo no los había visto acercarse a él… y por eso yo no lograba encontrarlos por ningún lado!!

Voilá!
Caso casi resuelto.

Lo que seguía ahora, era ubicarlos.
Así que pasaba largos períodos de tiempo viendo hacia la nada, cualquier lugar era ideal para localizarlos…
Y como pasaron largos días sin que me dieran muestras de vida, decidí dejarles ver que yo sabía “su secreto.”

Así que comencé a hablarles en silencio.
Miraba hacia la nada, y en mi mente les decía: “Sé que están ahí”.

Nada.
Y yo pensaba únicamente para mí, sin que me oyeran ellos (asegún yo) “Mmm, tarde o temprano, me van a hablar, los duendes son gente educada y amigable.” (A esas alturas yo ya había olvidado el incidente de su acto delictivo hurta-barbas y sólo me interesaba encontrarlos).

Y entonces, aconteció lo inesperado.

Descubrí su invisibilidad.
Y podía escucharlos hablar… montones de duendes por aquí y allá!
Me quedé boquiabierta, y su algarabía se paró en seco al darse cuenta que una pequeña niña había encontrado la manera de ubicarlos.
Había logrado entrar a un mundo mágico sin precedentes…

Les dije en su idioma: “No tengan miedo, no diré su secreto a nadie, yo quiero ser su amiga …. ¿podrían invitarme a convivir con ustedes?”

Ellos sonrieron y me aceptaron.
Me dijeron sus reglas de convivencia, y me hicieron parte de su mundo… Me volví su princesa, y yo tan solitaria, tenía sobre mis hombros la enorme responsabilidad de cuidar por el buen camino de mis duendes.

Todos los demás creían que yo reía y hablaba sola, pero no sabían que tenía más compañía que nadie más en el mundo…..

Pero, como todo cuento de princesas….. hay limitaciones para ser una princesa duende…

El 12 de febrero de 1992, llegó Tico, mi duende favorito para decirme tristemente: “Hoy ya no puedes más ser parte de nosotros jessie, hoy tu edad deja de tener un solo dígito y ya no eres más una niña, sino que te has convertido en adulta…. Sólo los niños creen en la magia mi querida jessie, tú estás creciendo, y poco a poco te olvidarás de nosotros, dejarás de querer jugar a las escondidas conmigo por irte a fiestas de adultos y conocer niños reales, y nosotros moriremos de tristeza al sabernos desplazados de tu corazón…. No llores mi hermosa princesa, que tu dolor es mi dolor, y tus lágrimas estremecen mi corazón….. Nunca te olvidaremos….. Crece jess… Crece…”.

Lloré como pocas veces lo he hecho en mi vida.
Los llamé una y otra, y otra vez… y nada.
Iba a nuestros lugares favoritos, y nada.
Les dejaba galletas y no aparecían….

Y entendí que ya no era más una princesa.

Aún al día de hoy, sé que les gusta descansar en aquellos lugares que nadie a simple vista podría imaginar; sé que ríen y hacen cosquillas en las costillas, sé que te abrazan cuando te sientes solo, sé que te cuidan en las horas peligrosas, y que te defienden de la maldad del mundo….. sé que te roban la barba, pero en contraprestación, te dan infinidad de sonrisas y compañías placenteras, te susurran secretos y te muestran los tesoros de esta vida.

Sé que ayudan a conocerte mejor y que te muestran la magia existente en el Universo.

“No somos polvo, sino magia.”

La magia que me rodea, surgió de ellos, y sé que no perecerá ni aún cuando yo exhale mi último aliento, al contrario, me seguirá acompañando en mis siguientes vidas.

Nunca he dejado su recuerdo de lado.
Creían que con el paso del tiempo los olvidaría, pero aún sigo teniendo presente cuáles actos estaban prohibidos para poder convivir en armonía.
Y por ninguna razón, cometo infracciones de sus códigos de convivencia.
Porque su dolor, es mi dolor....
y su alegría es fuente de la mía.

Porque en esta vida, el honor más grande que me ha sido conferido, fue el de haber sido una Princesa Duende.

26 comentarios:

Générique dijo...

Me parece excelente que no los hayas olvidado, porque su existencia se torna difícil si los olvidas y la tuya se vuelve un poco gris.

Y aún me pregunto: ¿con qué fin roban barbas? ¿debería temer yo por mi barba? ¿venden repelente de duendes en los supermercados?



¡Sonríe!

pez dijo...

y luego por qué los progenitores traumatizan a sus peques?

si a mí me hubiesen dicho de chiquito que había chaneques en la casa, nunca hubiera yo podido dormir con la luz apagada

pero, en fin, si a tí te hizo feliz esa historia, tant mieux pour toi, mon ange

Teli dijo...

tssssss...

Pos de qué pasto arrancaste jess??

jejejeje

Qué bonito te quedó, pero al igual que pez si a mí me dicen que había duendes en la casa juras que volvía a dormir sola!!!

Jolie dijo...

Nuna hay que perder la capcidad de asombro, de la ilusión de reer en fantasias, en hadas o duendes a veces los padres nos contaban historias como salidas de cualquier libro de fantasía y asi alimentar nuestro espíritu.

mi padre nunca usó barba pero curiosamente los hombres con quienes he salido.. siempre poseen una

:)

Jolie dijo...

un duende se comió mis a

Générique dijo...

Jess: Un video que viene al caso con tu post, disfrútalo
http://www.youtube.com/watch?v=plSc68nZWN4



¡Sonríe!

MauVenom dijo...

Ay Jess

... te adoro.

... Pero no te das cuenta que no has dejado de ser princesa entre los duendes?.

O sí lo sabes y nos cuentas esto para ver si alguno de nosotros lo nota.

Están junto a ti leyendo esto.

Diles que no me dejen de proteger. Que me rodeen de su magia siempre.

Besos hermosa

Mrs. Walnut dijo...

woooooorale que chidoooooo!!!!

esta bien padre ser una princesa duende... :D que lindo!

ojala que en serio no se te olvide...

lale

Ardilla (o Chupita) dijo...

Recuerdo que nos contó que todo fue debido a que untó mermelada en su barba y eso los atrajo.

A mí sí me traumó horrible. Yo nunca me convertí en princesa, sino más bien en una niña bien pinche miedosa.

PD.- Un día te contaré sobre el día de San Patricio ;)

moderato_Dos_josef dijo...

Tan alta como una modelo brasileira?caramba pues si que eres alta! Será como yo por lo menos.

Y que eres una princesa duende eso ya lo tenía yo bien claro hace tiempo, porque desde leuego eres mágica en muchos aspectos; en tu encanto, inteligencia, saber expresarte y estar. Sabes..me gusta estar a tu lado cuando vengo a visitarte, no me pasa con casi nadie pero a ti te imagino (tan alta como a una modelo brasileira) bella y apuesta mejicanaza y simpática y disfruto contigo. Por eso me gustas, porque encuntro en ti sintonía y vibracionesw auténticas. Un fuerte abrazo mi chilanga y si no eres chilanga pues mi mex. Besos!

metztli dijo...

mi muy querida jess, una vez que la magia nos toca es imposible abandonarla...
tu corazón tiene luz que siempre te hará brillar...
abrazos

Mar dijo...

Y vaya que fue un gran honor.

Qué bonita entrada, Jess.

Saluditos de fin de semana.

CRUDO dijo...

Tambien mis duendes me abandonaron cuando creci, pero ya no les guardo rencor por dejarme solito, ahora tengo muchos amigos imaginarios je ;)

Ro. GZ dijo...

Creo que la mayoría, de pequeños tuvimos personajes imaginarios, que con la edad, las responsabilidades, y muchas otras formas de distracción se fueron desapareciendo de nuestra vida, aunque siempre existirán al menos en el recuerdo.

Saludos Jess!

Tumeromole dijo...

Bueno, viéndolo por el lado amable, ahora cuando alguien te diga "mi reina"... te moverá más de una fibra interna, supongo.

Es difícil decir algo coherente ante un escrito tan bonito. Saludos.

Odi Noyola dijo...

>^-^< {¡Súper Cool! blog ¡Felicitaciones! Ahora mismo no puedo leerlo con detalle pero tengo ke volver... ;) ¡Gracias! por este Cool! space ♣

Simbad de la Porra dijo...

por eso cuando escucho hablar a mi hija solo, no la interrumpo...se que esta jugando con algún duende.

Club Atletico Klandestino dijo...

asi pasa a veces, de niño uno puede imaginar monton de cosas, pero uste no se preocupe, puede que al otro extremo de la existencia se los encuentre.


O toma un chingo de alcohol.

Rainbow dijo...

Vaya magia que dejaron en ti, si aún eres capaz de recordaron y expresarte de tal manera...

Me alegra que aún los recuerdes con tanto cariño y sobre todo aún que compartas tan bella historia, que la verdad me encanto, me hubiera gustado alguna vez, haber tenido a tus amigos los duendes o algún amigo imaginario, que no me hiciera sentir tan sola aún rodeada de tanta gente.

Un abrazo!

JHON BRANDO dijo...

La imaginación y la inocencia infantil siempre nos dejaran gratos recuerdos. El que diga que algunas veces son le gustaría ver el mundo con la óptica de un niña miente. He dicho. Saludos Princesa Duende, salúdeme a David el Gnomo.

“Buenas Noches, Buena Suerte”

Acuarius dijo...

:)

Juan de Lobos dijo...

Aullo con gusto su alteza, es cierto, uno de niño imagina muchas cosas, pero uno como adulto tiene esa posibilidad maravillosa de llevarlas a cabo.
Aullidos y más para usted.

Pequeña capitalista dijo...

Qué linda historia. Extraño cuando una caja de cartón era un castillo y las casas con muchso cuartos tenían "pasadizos".

jess necesito tu ayuda: conoces algún abogado que se dedique a pleitos de cobranza sin importar si está con los deudores o cobradores??? es que estoy investigando cuál es la realidad en al negociación de deudas

me ayudarías mucho

jess dijo...

Générique, los llevaré conmigo siempre. Fue una promesa que les hice. Y soy una persona de convicciones y que tiene palabra. ;)
Supongo que roban la barba con el fin de hacerse implantes… o tejer sweateres… no sé, algo así debe de ser, o solamente para atrapar nuestra atención. ;)
Te investigo si puedo obtener el repelente y te paso el dato.
Saludos!!

Pez, jajaja, pues… yo creo que depende de cómo te lo digan…. Si me hubiera dicho “fue una bruja malvada” ahí sí para que veas, que yo creo que hoy estaba metida en un manicomio jaja… y no tienes idea de qué tan feliz me hizo, y me sigue haciendo. ;)
Besos virtuales!!!
Muuuuuaaaaacccckkkkkkk!!!!

Teli, ps…. Creo que tenía forma como de perejil jajajaja!! Nombre güerquilla, las del Norti’ son requete valientes!! Ajúa!! =D
Abrazotes!!!

Leia, fíjate que curiosamente, nunca he salido con algún hombre que se deje la barba… ja, qué raro, generalmente uno busca ciertos patrones de los progenitores…. Pero ahí le erré, veré qué pasa más delante. ;)
Nunca pierdo mi capacidad de asombro nena, podré perder todo, menos eso.
Un abrazote hermosa!!

Générique! Oye!! Grazie Mile!!! Pero…. Está tristecita…… eso de los reyes de las Vegas me mató de la risa, y yo por eso nunca los olvido, sé que me siguen observando, y sé que sigo siendo la niña de antaño.
Gracias nuevamente caray!!
Qué detallazo!
Saludos!!

Mau, tú siempre tan lindo conmigo…. Hasta ya me creo mucho jaja!! Ellos te mandan decir que no tengas miedo, que siempre estarán contigo, que sólo no dejes de creer.
=D
Un fuerte, fuerte abrazo!!

Shacelli, no lo olvido, podré olvidar mi número telefónico o mis citas laborales jiji, pero esas promesas se llevan para toda la vida.
Un abrazo linda!

Ardilla, comemos sándwich de mermelada este fin? ;)
Y en espera de ese cuento mi nena de Coyoacán jaja!!
Abrazotes!!

Josef querido, pues más alta que el común de las mujeres de por estos rumbos, sí lo soy, pero bueno, jiji, un poquito menos que las brasileiras… y oye!! qué te tomas caray! Qué buena percepción tienes de mí en tu imaginación! ;)
Y mira, ante tantos halagos, no importa que me digas chilanga jajaja, (sin ofender acá a la banda capitalina, saben que es cotorreo).
Espero no defraudarte nunca.
Un fuerte abrazo mi querido amigo!
Salta Valiente!

Metztli, ay linda, toda la razón del mundo, cómo dejar de lado la magia, si a través de ella sobrevivimos….
Un abrazo, mi brillante amiga!

Mar, tú lo has dicho. Y este fin!! Sí que fue memorable! Espero que tu fin haya sido genial!
¡un abrazote Vecina!

Crudo, igual y siguen siendo tus duendes, pero con diferente nombre ;)
No los abandones tú!
Saludos!

Ro. GZ, fíjate que yo tengo la certeza de que no viven sólo en el recuerdo, he pasado por muchas cosas que me hacen aseverarlo, y que me confirman que no me han olvidado ellos a mí.
Saludos Vecino!

Tumeromole, jajaja, pues aún con todo y todo, “princesa” suena mejor que “reina” según yo, implica no sé…. Bueno sí sé… juventud y cero arrugas jajaja!
Nombre, no te fijes, cualquier comen siempre es bienvenido.
El blog se nutre de los comens, y no sería el mismo sin ustedes.
;)
Saludos!

Odi Loyola, mil gracias por tu comen, espero entrar este fin de semana a darle una hojeada a tu sitio virtual.
Saludos!

Simbad, hey! Esa es toda la actitud! Tú déjala, se está enterando de secretos maravillosos.
Saludos!

C.A.K., bueno digamos que aún al día de hoy mi imaginación me ayuda mucho morrito tu ru rú, y bueno, si me acompaña una buena vicky, ps qué mejor jiji.
Abrazotes angelito!

Rainbow, muchas veces me pregunté si no eran creaciones ficticias de mi propia mente hacia mi niñez tan solitaria…… pero no, estoy segura que tenían vida propia, y simplemente coincidimos.
Un abrazo linda!

Ragazzo, definitivamente, el mundo se convierte en una genial aventura a esa edad, y las sonrisas esconden secretos inimaginables… Paso tus saludos esta misma noche, antes de dormir, tenemos nuestras charlas. ;)
Abrazos mi estimado citadino!

Acuarius, =D Gracias por la visita!

Juan de Lobos, exactamente! Tenemos más medios para mejorarlos…. Y tenemos siempre a las benditas palabras que nos hacen transmitirlo ;)
Saludos!!

Pequeña Capitalista, hey qué tal! También fuiste parte del club! Y oye le mandé un mail a un amigo que te puede ayudar, espero que me responda mañana y te contacto con él.
Saludos!

Gracias a todos por los comens!
Saludos!

Générique dijo...

Jess: Sí, sé que el video es un poquito nostálgico. Y justo por eso me parece excelente que nunca los olvides, así nunca tendrán que unirse a un grupo de apoyo para intentar superar el abandono. =)


¡Sonríe!

EfrenOso dijo...

Chale! Yo le tenia miedo a las figuras de los Pitufos, tenia unos cuantos de Plastico y decian que por las noches ellos cobraban vida, eso fue cuando los pitufos eran la onda!

En fin, Besos Princess!