martes, 15 de febrero de 2011

En lo que nos hemos de convertir.

Mi amiga Sophie y yo, solter(on)as irredentas salimos anoche a tomar una taza de café.

Platicamos de mis expectativas ante mi nueva edad, acerca del amor, la amistad, los gajes laborales, los sueños y metas por cumplir, y ella, con cierto aire de nostalgia me dijo:

- Mi abuelo está muriendo, jess. El cáncer está carcomiendo su cuerpo, y sus hijos están buscando únicamente hacerle la muerte menos dolorosa.

- He escuchado que son dolores muy fuertes.- Dije en voz baja.

- Estoy segura que los dolores físicos no son los más dolorosos para él, tú sabes la juventud y edad adulta que vivió, no conoció de límites o códigos morales. Arrasó con todo lo que pudo… en mis momentos de silencio donde aprendo del mundo, he creído que él llegó a crearse un espacio absolutista donde sólo él tenía la razón, y donde podía hacer y deshacer.- Dijo mi amiga con los ojos vidriosos, mientras veía fijamente hacia la nada.

Conozco a la perfección el corazón de Sophie, sufre con la humanidad entera, salta eufórico con pequeños detalles, se preocupa siempre por los demás y hasta al final por ella, late con la misma intensidad con que un grito es robado por la montaña rusa.

- Creo que en estos casos, lo mejor es que sus familiares más cercanos lo ayuden a recibir la …. La muerte.- dije yo mientras volteaba a ver a un par de adolescentes comiéndose a besos.

- Me confesó que le tiene pánico a la muerte.- dijo Sophie un tanto aterrada.- Me lo dijo mientras asía fuertemente su Biblia.

- Sabes que cuentas conmigo para todo amiga.- dije buscando su mirada y tomando su muñeca derecha.

Sophie volteó a verme, sonrió ligeramente, volteó a ver a todas las parejas que festejaban el día del amor y de la amistad, y siguió sorbiendo su taza de café.

Antes de dormir pensé en el abuelo de Sophie, pensé en que inevitablemente, todos entregaremos cuentas un día, unos antes, otros después, pero creo firmemente en que todos deberíamos vivir de tal manera, que la muerte no nos aterrara, sino que la recibiéramos en paz y anhelantes de dar el siguiente paso hacia nuestra evolución espiritual.

15 comentarios:

PanteraAzul dijo...

"...vivir de tal manera, que la muerte no nos aterrara, sino que la recibiéramos en paz y anhelantes de dar el siguiente paso hacia nuestra evolución espiritual."


Amen

PanteraAzul dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pez dijo...

soy bien pinche egoísta. siento que cuando la gente tiene cierta edad, ese último paso es mejor lo den rapidito

no todo mundo tiene alma de mártir o deseos de vivir un viacrucis

aquí, por suerte para todos, no fue ni cáncer ni otra enfermedad cruel, simplemente se fue apagando como la llama de una vela

al ratón tengo que tomar carretera, y siento que se me cierran los ojos de sueño. tomaré café y oraré porque no me de yo un chingadazo en carretera

Jana dijo...

Creo que es en lo unico que no pensamos lo vemos como que nunca llegara pero lamentablemente es lo unico real que tenemos :S

Nezumi Lyna dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mr Ragc dijo...

Desafortunadamente suele ser parte de la vida, además de morir, ver como otros mueren.

No podemos hacer mucho al respecto ya que llega el momento, mas que apoyarnos unos a otros.

Pablo J dijo...

Buenas...

Ciertamente el miedo a la muerte es el más profundo e inevitable de todos los miedos que sentimos. Pero el miedo a la muerte viene principalmente por el miedo a lo desconocido, a no saber que pasa cuando nuestro corazón deja de latir y nuestro cerebro deja de mandar impulsos eléctricos a todo nuestro cuerpo.

Creo que, todos debemos aceptar a la muerte y en ese momento nuestro miedo no nos nublará la mente.

Si la gente no lo acepta, hará hasta lo imposible por mantenerse con vida, incluso si la hora ha llegado. En fin, que nadie sabe lo que hará en ese momento hasta que llegue.

Que tengas un buen día ;)

EL CHIPOTLE ENMASCARADO dijo...

En la madre, a mi si me da miedo colgar los tenis, se que lo único seguro en la vida es que llegue la muerte y por mucho que filosofe al respecto nunca lo aceptaré !!!oxilioooooooo, no quiero moriiiiiiiiiiir¡¡

He dicho
Au revoir.

Simbad de la Porra dijo...

el miedo no es a morir, si no a los que se quedan aquí...traspolamos el dolor que sentimos nosotros cuando alguién mas muere.

""
No morimos, solo preparamos la llegada de quienes nos seguirán. . .

Epílogo.- . . .así como nos la prepararon los que nos precedieron.
""

Kyuuketsuki dijo...

Sí debe ser muy culero que te aterre la muerte. Tan poco natural como no tenerle miedo. Un ser humano normal le tiene miedo a la muerte por simple instinto de conservación, y si no es así es porque hay algo muy malo en tu cabecita. Pero ¿aterrarse? Así debe tener la conciencia el pinche viejito...

Kyuuketsuki dijo...

Sí debe ser muy culero que te aterre la muerte. Tan poco natural como no tenerle miedo. Un ser humano normal le tiene miedo a la muerte por simple instinto de conservación, y si no es así es porque hay algo muy malo en tu cabecita. Pero ¿aterrarse? Así debe tener la conciencia el pinche viejito...

jess dijo...

Pablo, así mismito. Así Sea. O debería ser. :)
Un abrazo!!!


Pez, pues te diré que él lleva muchos años dando ese paso, siempre le pregunto a mi amiga por él, y ella siempre me dice que está en las últimas.... pero pues él se niega rotundamente a morir.
Sabe.
Y no, shu shhhu, calla y toca madera!
Hay Pez para muuuucho rato! ;)
Besos virtuales!
Muuuuuuaaaaacccckkkkkkkk!!!


Jana, bueno.... creo que cuando pensamos en la muerte, es porque de alguna manera tenemos un plan de vida esquematizado.... Yo creo pues. Quien sabe.
Un abrazo!!


Mr. Ragc, fíjate que a mí de alguien cercano, cercano, no me ha tocado ver su desfallecimiento.... muero de miedo de pensar que un día ya no estarán.
Por eso trataré de aprovecharlos día a día.
Un abrazo!!

Sabina dijo...

Sabia reflexión. Vive como quieres morir.

marichuy dijo...

Mejor morir por haber vivido hasta el límite. Siempre será mejor. Creo.

Un abrazo

jess dijo...

Pablo J, fíjate que sí... el miedo a lo desconocido siempre será el mayor de todos los temores de la humanidad.
Pero para afrontarlo está la fé, ya sea en alguna religión o en nosotros mismos.
Saludos y gracias por la visita!


CHIPOTLE ENMASCARADO, okay, okay.... tú estarás vivo todo el tiempo.
Te heredaré mi blog, y si fueras mujer te heredaba mis zapatos... jejejeje.
Un abrazote!!!


joven De la Porra, yo creo que en el caso en particular del abuelo de mi amiga, el miedo está latente en él.... no en sus hijos, según Sophie así es.
Pero ve tú a saber.....
Life Must Go On.
xD


Kyuutz, ese instinto de conservación sí que es demasiado terco en algunas personas..... y pues..... sólo así ha de tener la conciencia... tú lo has dicho.. jejejeje.
Un abrazototototototote blogstar!!


Sabina, bueno eso es lo que yo creo, y de vez en vez mis teorías son certeras. jajaja.
Abrazo!!!


Mi estimadísima Marichuy, mmmm yo creo que hay que explotar nuestras cualidades al límite y vivir intensamente... porque... ciertamente hay límites nada deseables también... jejejeje.
Un abrazote linda!!

Grazie Mile por sus comens!