viernes, 4 de julio de 2008

perteneciendo

Es como si una parte de mí se quedara aquí.
Odio la sensación que me invade al sentir que no pertenezco a ningún lugar, quizás porque mi nombre en griego significa “Nacida en este lugar”.

Cada vez que nos mudamos de casa, algo de mí se queda en las construcciones que van formando parte del pasado.
No puedo evitar sentirme nostálgica, porque cada rincón esconde una furtiva y suspicaz fábula donde alguna vez, al subir el telón, hice acto de aparición.

Comenzó por el departamento donde mis padres establecieron su primer domicilio conyugal. Yo era muy niña cuando nos mudamos de ahí, pero recuerdo la puerta de la cocina con especial ahínco, de esas puertas que empujas y se vuelven en dirección contraria al dejar de imprimir la fuerza en ellas para poder entrar al otro lado. Recuerdo que delante de esa misma puerta, mi hermana tomó mi salero favorito, el cual era de vidrio y tenía forma de pingüino (regalo de mi padre), y sabiendo cuánto lo quería, lo aventó al suelo… aún puedo observar cada pedazo en que quedó hecho añicos, y con cuánto sentimiento mis lágrimas resbalaron al correr hacia mamá para decirle que esa ardilla malvada había roto para siempre, ese adorable objeto bicolor… En ese mismo departamento, mamá hizo para nosotras nuestra primer casa hecha a base de cobijas, almohadas y muñecos de peluche. (0-4 años).

Posteriormente, fuimos a la que sigue siendo nuestra casa paterna, que ya he descrito en un post anterior, lo que más recuerdo de ahí, fue el día en que ardilla y yo llegamos de la primaria corriendo al comedor a saludar a mamá, quien estaba haciendo una llamada telefónica, colgó y nos dijo: “Van a tener un hermanito”, y yo me puse a llorar pensando en que mis padres ya no me iban a querer… Qué lejos estaba de saber en ese entonces que ese niño sería el rocío de mi juventud. (4-15 años).

De ahí, pasamos a vivir una corta temporada a la casa de un tío materno, debido al divorcio. Lo que más recuerdo de ahí, lo omito debido a que sólo me causa llanto. (15 años).

Nos mudamos después a la casa que me vió madurar física y emocionalmente. Recuerdo enfáticamente el último día en que los Santos Reyes le trajeron regalos a Fmi, porque tuve que levantarme a las 3 am a comerme los sándwiches de maní y mermelada de fresa que él le había dejado a Melchor, Gaspar y Baltasar, así como tirar a la calle, la cubeta de agua que le había dejado al camello para que se refrescara, y le escribí en manuscrita una carta en la que le decía lo muy amado que era por su familia y en las estrellas… y ese mediodía en que retorciéndome, lloré como nunca por el dolor físico de mi primera operación, de la cual no se logra borrar bien la cicatriz. La física ya no es visible. (15-23 años).

Llegamos a esta Colonia. Aún con todo mi berrinche por la lejanía en que se encuentra ubicada. Y mirando no tan lejos, recuerdo esa tarde del 06 de Enero de este año, en la que mi corazón y mi razón, recibieron su mayor golpe. Ahora sólo sonrío al recordar, y he comprendido perfectamente que cuando amas a alguien, no lo amas por el ser humano que tú esperas que sea, sino por el ser humano que es. (23-26 años).

Y hoy, tenemos poco más de una semana aquí. En una casa que sigue estando en la misma cuadra de la mencionada anteriormente… diantres! La lejanía al jale sigue siendo la misma.. ( 26 - ¿? años).

Aún al pasar por las diversas construcciones, suelo estacionarme enfrente de ellas, bajo del vehículo, escucho el ruido que provoca la puerta al friccionarse y cerrarse, me recargo en el cofre o cajuela, y miro en silencio ese conjunto de tabiques… todas las lágrimas allí sembradas han visto pasar varios otoños y primaveras, inmortales lluvias de noviembre, insignes relámpagos de agosto, diversos crepúsculos en el horizonte; han visto llegar la noche y de igual manera, la han visto desaparecer, y en su lugar, han visto nacer un sol resplandeciente.

Un día ya no volveré a estacionarme enfrente, el telón bajará definitivamente, y ya no habrá nadie que recuerde la manera en que estaba acomodada la vieja máquina de coser de mi abuelita qepd, o alguien que cuente las historias de todos los fantasmas con que me he topado en cada lugar.. igual, y en una de esas, también ellos alguna vez, en otra época, se sintieron con derecho de pertenencia y lloraron en esas coordenadas, resistiéndose como yo, a la idea de partir.

18 comentarios:

pez dijo...

hermoso post

has vivido en muchos lados, aunque según entiendo, siempre en familia

hasta donde yo recuerdo, la casa familiar siempre ha sido la misma

soy yo el que ha andado de pata de perro, jeje

al parecer las puertas esas de la cocina que se empujaban y regresaban, tal vez fue una moda, porque también recuerdo que en casa hubo una. umm, la nostalgia

samuelecktro dijo...

mi queridisima petrolera.

Se perfectamente de que hablas, lo se porque eh vivido en tres partes distintas, vivi en san luis potosi la mayor parte de mi vida, y cuando me dijeron que debiamos volver a culiacan de manera permanente, (mi tierra natal) me pegue la entristecida de mi vida, despues de regresar, vendimos la casa en la que viviamos y ahora vivo en otra colonia, y deje atras todos esos recuerdos de la infancia, y la adolecencia, y me provoca un estertor en el pecho cuando ando cerca de mi vieja colonia, y paso por donde estaba mi vieja casa y veo que fue totalmente destruida y con una nueva construccion.
Parece ser que el lunes por fin me regresan mi internet a la oficina :D, yo tambien los extraño
:(

besos querida Jess :D :*

ex conde Cienfuegos dijo...

ah...al final me quedé con sensación de estar viendo "Los Otros"...así como que usted se deslizara fantasmagóricamente entre los nuevos habitantesde esas casas que ha dejado...

Lo fermoso es que han estado juntos... y como alguna vez me contó, cargan hasta con el espectro...

es cuestión de tiempo... para asentarse, y para no querer irse de esta casa de la que ahora se siente ajena.

suerte con las mudanzas... (y no me refiero a Lupita D'alessio)

JHON BRANDO dijo...

Una parte fundamental de esta vida es cerrar ciclos y abrir nuevos, los cambios muchas veces son necesarios para reafirmarnos a nosotros mismos. He vivido en tres lugares distintos y en cada uno de ellos se ha quedado una parte de mi, vivencias, recuerdos, triunfos, fracasos, alegrías y tristezas, todo ese conglomerado de nostalgia que siempre nos hace volver a la escena exacta de los hechos, seguro te pasa lo mismo. Saludos Lic. y que vengan muchos cambios para bien, buen fin de semana y aunque ya no te guste mucho la noche, si bebes me invitas.

“BUENAS NOCHES, BUENA SUERTE”

Zu dijo...

Uhhh las mudanzas, yo he pasado por cinco, todas en la misma Ciudad, pero con todo y eso como tu lo expresaste muy bien, cada lugar representa una etapa de tu historia de vida.
Para mi la mas trascendente fue la primera, salir de la casa materna para vivir mi propia vida y dormir todas las noches calientita jijiji
Suerte en tu nuevo domicilio¡¡¡

Mr. TAS dijo...

la huella de una persona con una vida repleta de lugares en los que ha dejado amigos, es una huella eterna que perdura y es tenida en cuenta y recordada.

Tejuinera dijo...

Yo recuerdo con especial cariño una que era de puro adobe y tenia muchos recobecos entre los ladrillos cuando era niña.

No te imaginas cuantos "tesoros" quedaron escondidos ahi.

Que bonito post.
Me gusto mucho y me hizo recordar montones de cosas lindas.

Un beso.

Jolie: Desde la Barandilla dijo...

"nuevos aires" se transforman en nuevas manos activas, sueños y demas artilugios las cosas siempre terminan colocandose en los lugares y sitios precisos... se puede vislumbrar la belleza del sitio elegido e incluso afirmar que todo es distinto.. pero esas huellas no se borran

esas mudanzas tal cual me traen al menos mas buenos recuerdos

martinezcoyle dijo...

Ahora si, cual es tu direccion? ya ves que luego las cartas se pierden.

Roberto dijo...

es que las casas son otro pedo, yo vivi 14 años en una casa muy muy padre del norte del df, tiene ya como 5 años de que nos cambiamos y aun sueño con esa casa, de hecho algunos de los sueños chidos que tengo es que se que estoy soñando y la recorro toda, es bien chido!

Ardilla (o Chupita) dijo...

Méndiga!! Tenías que quemarme con lo del pingüino?? Jaja por cierto, es el único recuerdo que guardo de ese depa.

Mi estimada "Nacida en este lugar": una cosa es nacer pero pues luego hay que vivir en muchos lugares, lo que significa nueva gente, nuevas etapas, nuevas caídas, nuevos aprendizajes, nuevas noches diciéndote que ya no te quejaras porque no dejabas dormir (ouch sorry nena, yo qué iba a saber).

Ah y nuevos fantasmas claro, creo que Luisito versión 8235 aún no se manifiesta, o sí??

Ocho mil besos, y espero que pronto mi querido billete regrese a su lugar...

Führer dijo...

si... es difícil cambiarse tanto. yo en promedio me he mudado alrededor de 11 veces de casa. hasta el momento no tengo un "hogar estable" juar juar

saluudos

Club Atletico Klandestino dijo...

lo que importa es lo que se queda en la choya, no en donde se da, no? no te abrazo la casa, no te dio de comer la casa, no te dijo cosas la casa, pero bueno. Ya sabe saludos muchos y en espera...

bernard n. shull dijo...

hi mate, this is the canadin pharmacy you asked me about: the link

jess dijo...

pez, sí, siempre he vivido bajo las "reglas de la casa" jaja... aunque una parte de mí tmb desería andar por todos lados, mi lado sedentario ocupa el 90% de mi personalidad =P
Gracias por tu comen!!
jaja... --> besos virtuales muuuaaacckk

Samuel... si continaras en S.L.P. estaría mucho más cerca de ti.. snif snif =(
espero que los nuevos residentes nunca se les ocurra derrumbar y construír nuevas cosas... me partirían el alma como a ti.
Abrazos mi queridísimo dorado!!! =D

ex conde, agradezco que me digas que soy algo así como Nicole Kidman =P
sí... ese Luisito ya es parte de la familia... jaja sigo imaginando ese letrero "Se renta casa con fantasma incluído" jajajaja....
a ver cuánto me dura arreglar nuevamente el cuarto, y arreglar mis libros y mis mil cachivaches.... ayyyyy!!!
abrazos mi estimadísimo!!

Mi muy atractivo Ragazzo, claro!! siempre regresaré a la escena del crimen!! cambio constantemente, pero no olvido de dónde vengo, me suele recordar hacia dónde quiero llegar =D
huy! leí tu comen un poco retrasado, pero si gustas, puedo invitarte a beber el fin que usted disponga mi muy admirado citadino...
Abrazos!!

Zu, huy ps así como va esto, no creo mudarme algún día con alguien que vuelva mis noches cálidas.... ya por eso mejor me compraré un pollo o a ver qué se me ocurre =P
gracias por los buenos deseos... a ver qué sale... jiji!!

mr. tas, espero que ellos me recuerden con la misma intensidad que yo... muchos/as han cambiado su lugar de residencia.. y les he perdido la huella.

tejui linda, uyyy lo que esconde cada rincón vdd?... =D
dos besos para ti!!!

Jo, efectivamente, hay algo que siempre permanece por más que pasen los años... y qué bueno que traen más cosas buenas no? =D
Saludos!!

Mimis, shales contigo... Monte Teide.. no Taide, Teide con E, pero jaaaajajaja no me sé el número todavía =P
Abrazos cumpleañera!!!

Roberto, uórales!! yo tmb he soñado con esas casas!! se siente raro vdd?... huy el Norte del df... yo sólo conozco el Sur =P

ardilla, ps es lo que más recuerdo, qué querías!! además dije hermana menor =P jaaajajaja... y todavía no aparece Luisito, pero sé que en cualquier momento va a volver a estar cerca de la compu, vestido de negro y con cara de inframundo... o a imitar voces.. o a cerrar puertas y ventanas... agggg!!!!
regresará a su lugar hoy mismo.
sorry nena. =(
Abrazos y nos vemos la quincena entrante!!

Führer, uórales... tú sí que me la matas!!... yo de todo corazón, espero durar en esta casa los años que sean necesarios hasta que tenga la lana suficiente para armar mi propio techo...
saludos tmb para ti, mi "joven de compañía" =D

lindo angelito, no sé qué sería de mí sin ti, neta!! =P
voy, voy, ando viendo la garantía!!!
abrazos chiquitín!!

Gracias por los comens!!
Lindo inicio de semana!!

Antonio dijo...

De repente no es tan mala la nostalgia, como que nos da brios para seguir adelante, concientes de un buen pasado, un pasado que nos enseño cosas buenas, y nos ayuda a soportar las cosas malas de la vida. Que bonitos recuerdos de mejores días, cuando los días se tornan lluviosos, y de mas alegres cuando el sol se encuentra resplandeciente...

Saludos!!!

jess dijo...

efectivamente antonio, después de todo, me quedan esos lindos recuerdos que me hacen sonreír y seguir adelante, siempre hacia adelante...
Saludos!!

Mar dijo...

Ay, Jess. Qué bonito post lleno de remembranzas.

Siempre he creído que a cada lugar en donde estamos, le dejamos una parte de nuestra esencia o de nuestro ser.

Yo nunca me he cambiado de casa, pero he dejado de visitar las casas de aquéllos que 'se adelantaron' y todavía recuerdo los olores, los sonidos, la sensación que producía estar allí.

Supongo, también, que antes y después de mí, hubo quienes estuvieron allí aferrándose a la idea de pertenecer y resistiéndose a partir.

Muy emotivo.